La zoofilia tendrá pena de cárcel en España

0
1679
zoofilia, animales, sexo con animales, sexo, parafilia
Petición de firmas desde Change
Petición de firmas desde Change

La zoofilia o bestialismo, como también se conoce, se define a la relación sexual de personas con animales. Esas personas que se sienten atraídos sexualmente hacia los animales son conocidos como zoofílicos.

La Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados ha alcanzado un acuerdo para tipificar en el Código Penal con una pena que va desde tres meses a un año de cárcel a quien explote sexualmente de un animal, aunque por el momento no castigará a los organizadores de peleas de gallos o perros.

A partir de ahora se castigará a quien maltrate injustificadamente cualquier animal que no viva en estado salvaje, causándole lesiones que afecten gravemente su salud o sometiéndole a explotación sexual” con la pena de 3 meses y un día a 1 año de cárcel e inhabilitación especial de 1 año y un día a 3 años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y la tenencia de animales.

En países como Alemania, Holanda, Reino Unido o Francia estas prácticas ya estaban legisladas, siendo la zoofilia un delito. Hasta el momento los abusos sexuales a animales se estaban cometiendo con total impunidad en España, pudiendo convertirse en el paraíso para los abusadores sexuales de animales. Afortunadamente desde el 16 de enero de 2015, esto ya ha cambiado.

CHANGE

Desde la mayor plataforma de peticiones del mundo, Change, más de 135.000 personas firmaron una petición lanzada por el Observatorio Justicia y Defensa Animal para que las agresiones sexuales cometidas contra los animales, la zoofilia, fueran tipificadas como delito en el Código Penal.

Pony: una historia real

Un ejemplo que dio la vuelta al mundo, fue la historia de la orangutana Pony. En una aldea de indonesia, le pintaban los labios y llenaban de sortijas para ser violada día tras día en un burdel. Sus propietarios no se querían deshacer de ella ya que era su mayor fuente de ingresos.

Encadenada a una cama, la primate fue rescatada de la localidad de Kereng Pangi, en la provincia indonesia de Kalimantan Central, gracias a la labor de la ONG International Animal Rescue (IAR), que se encarga de salvar animales que están sufriendo en todo el mundo. La labor de IAR, no termina cuando rescatan a estos animales, sino que siempre que sea posible, una vez terminado el proceso de recuperación, devuelven a estos animales a su hábitat natural y en el caso de los animales que no pueden sobrevivir en su entorno natural, se les busca un hogar para conseguir el óptimo bienestar de los mismos.

Pony, desde su liberación en 2005, recibió la atención necesaria para comenzar el proceso de rehabilitación para aprender a vivir como una orangutana salvaje.

Indrayana / The Borneo Orangutan Survival Foundation
Indrayana / The Borneo Orangutan Survival Foundation

En la imagen de la izquierda se puede observar a Pony, cuando era explotada sexualmente con la cadena que impedía que se escapase. A la derecha, vemos a la orangutana, después del proceso de rehabilitación viviendo felizmente junto a otros primates, convirtiéndose, sin ella saberlo, en un símbolo mundial del rescate animal.

Susu Pétalos

Comentarios

Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here