Quiero ser mamá

0
624
espermatozoide, ovulo, inseminacion, mama, embarazo

reproduccion-asistida-ginefivHe tenido el placer de acudir a un encuentro junto a otros periodistas y bloggers en Ginefiv, clínica de reproducción asistida en Madrid. En el open day estuvieron presentes el gerente de la clínica; Luis Español Bajo, la coordinadora de ginecología; Victoria Verdú y Esther, una mami soltera que decidió quedarse embarazada con la ayuda de Ginefiv.

INFERTILIDAD

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) son infértiles aquellas parejas que llevan más de un año manteniendo relaciones sexuales sin protección y no han logrado un embarazo. En España estas parejas ascienden a más de 800.000 y el número de nuevos casos crece a un ritmo de 16.000 al año. Además, cerca del 15% de las parejas españolas en edad fértil tienen problemas a la hora de concebir un hijo de manera natural.

SABEMOS CUANDO QUEREMOS SER MADRES

La Doctora, Victoria Verdú, con una trayectoria en la clínica de más de 18 años, hace especial hincapié  en que pensamos que los ovarios son jóvenes eternamente y no es así. Es muy importante saber que el tiempo fértil pasa. A los 37-38 años es la edad cuando más conscientes somos de que el tiempo juega contrarreloj y de que ha llegado el momento de tomar una decisión si queremos ser madres.

¿Cuál es la edad óptima para ser madre?

De los 20 a los 30.

¿Cuál es el máximo de edad para una mujer que quiere quedarse embarazada por reproducción asistida?

Esther, una mami soltera
Esther, una mami soltera

En nuestro centro utilizamos el tope ético que marca la comisión nacional y que está en los 50 años.

¿Cómo mirar la reserva ovárica?

Esta prueba es fundamental para saber las probabilidades que tiene una mujer de ser madre. En nuestro centro la realizamos a un precio muy asequible y consiste en:

  1. El análisis de los folículos antrales
  2. El análisis de la hormona antimulleriana ofrecen información precisa sobre el estado de los óvulos y la capacidad funcional de los ovarios en un determinado momento

SI NO QUIERES TENER HIJOS, VIVES EN PAZ

Esther llegó a un momento de su vida en que quería ser madre. También tenía claro que el hecho de no tener pareja, no iba a ser un impedimento para realizarse en sus ganas de tener descendencia. Ahorró el dinero suficiente y fue a Ginefiv a someterse a una inseminación. Tenía muy claro que quería hacer las 3 inseminaciones, y si no se quedaba embarazada desistiría en el intento ya que el coste económico era muy elevado. Empezó con 37 años y a la segunda funcionó. Un mes antes de cumplir los 38 tuvo al rey de la casa, Iván.

Ahora su peque ya tiene 4 años y le ha parecido una experiencia maravillosa… Tanto que está escribiendo un libro contando su experiencia y que estoy ansiosa de leer.

Susu Pétalos

 

Comentarios

Comentario

Dejar respuesta

Compartir
Artículo anteriorNunca dejes de sonreír
Artículo siguienteVenciendo la depresión
Susu Pétalos
Periodista, sexóloga y terapeuta de pareja