5 lecturas eróticas en casa

0
656

A continuación se recomiendan 5 lecturas eróticas que puedan hacer más ameno el confinamiento.

“La literatura erótica ayuda a estimular el deseo, subvertir la moral sexual imperante y aprender a amarnos”.

Leer es la tercera actividad preferida por los españoles durante la cuarentena, solo por detrás de ver películas o series y escuchar música. Al menos, así se desprende de la encuesta elaborada por LELO, la reconocida marca sueca de juguetes eróticos de lujo, entre más de 700 españoles.

Por ello, y con motivo del Día del Libro, que se celebra cada 23 de abril, la embajadora de LELO y reconocida sexóloga Valérie Tasso ha elaborado un listado con cinco lecturas en las que el sexo es uno de los principales protagonistas.

“La literatura erótica siempre ha cumplido una función. Tres, para ser más exactos: estimular el deseo, subvertir la moral sexual imperante y aprender a amarnos. No es un subgénero o una literatura ‘menor’, como nos han intentado vender algunos”, señala Tasso.

Además, si, entre lectura y lectura te sientes con ganas de dar rienda suelta a tus instintos más pasionales, la experta recomienda el uso de juguetes eróticos durante la cuarentena.

“El succionador de clítoris SONA 2 es muy buena opción para ellas. En cuanto a hombres, recomiendo probar el anillo vibrador TOR 2 o el masajeador prostático HUGO. En caso de que estés pasando la cuarentena en pareja, IDA y TIANI son opciones perfectas para añadir la chispa perfecta a vuestras relaciones”, aconseja.

¡Toma nota de las 5 recomendaciones literarias de Valérie Tasso!

5 recomendaciones

1- El Decamerón, de Giovanni Boccaccio (escrito entre 1349 y 1353): todo un clásico que, además, es muy apropiado para los tiempos convulsos que vivimos, confinados en casa.

La historia: para huir de la peste de 1348, siete mujeres jóvenes y tres hombres se refugian en el campo y, día tras día (diez, en total, de allí el nombre de “Decamerón”), cada uno va contando una historia alrededor de un tema impuesto por el “rey” del día (cada uno de los diez personajes es nombrado Rey o Reina diariamente). Los diversos cuentos de amor en El Decamerón van de lo erótico a lo trágico. Lo interesante (estamos en el siglo XIV, no lo olvidemos) es que las mujeres de Boccaccio reivindican por todos los medios el derecho de disponer de ellas mismas y rechazan la dominación masculina.

2- Diario del ladrón, de Jean Genet (1949): se podía haber titulado “El erotismo como rebelión”. Se trata de otro libro imprescindible que cada uno de nosotros deberíamos tener en nuestra biblioteca. No es solo un diario, pero tampoco se puede considerar una novela. “Diario del ladrón” está a caballo entre la confesión y la crónica, la invención y el deseo.

La historia: es difícil de resumir, en realidad. Lo que destaca del libro es que el protagonista pretende salvarse del mal por el propio mal. Defiende un erotismo del mal en el que la seducción pasa por las peleas físicas y las sodomizaciones potentes y dolorosas. Genet se enfrenta con una sociedad a la que ni quiere ni puede pertenecer. Y, para él, la aceptación de la homosexualidad por parte de la sociedad solo puede representar un crimen contra el erotismo y sus virtudes. Es un libro magnífico, pero muy duro.

3- Lolita, de Vladimir Nabokov (1955): es, sin lugar a duda, una de las novelas más inquietantes del siglo XX.

La historia: se trata de una relación incestuosa y pedófila de un adulto de 50 años, obsesionado sexualmente por su hijastra, una niña cristalina de 12 años. Se ha dicho de todo sobre la novela y no particularmente elogiándola (desde “inmoral”, “pedófila”, “pornográfica”, etc.), pero una vez se calmó el escándalo, todo el mundo vio en este libro una obra maestra literaria única en su género, una de las novelas más grande del siglo pasado y de muchos otros.

4- Las edades de Lulú, de Almudena Grandes (1990): absolutamente imprescindible.

La historia: Lulú descubre, en los barrios de moda y los bajos fondos de una Madrid liberada de la moral franquista, múltiples maneras de saciar sus deseos y fantasías más locos. Cándida, incestuosa, apasionada, Lulú se alimenta o devora literalmente. Es una novela que refleja una España moderna y libre. “Las edades de Lulú” fuerza los interdictos y los tabúes para ir incluso más allá. En definitiva, una novela osada, sin duda, a la par de sensual y asombrosa.

5- La vida sexual, de Catherine M. de Catherine Millet (2001): la particularidad de este libro es que se basa en la vida sexual “libertina” autobiográfica de un personaje público francés de mucho renombre: Catherine Millet, la co-fundadora en Francia de la prestigiosa revista de arte “Art Press”.

La historia: Catherine M. va narrando en este libro sus encuentros sexuales y admite haber tenido un número incalculable de parejas que ella denomina “anónimas” y que opone a sus relaciones “conocidas”, desde su juventud. Este hecho, explica ella, se debe a la ausencia de consideraciones morales negativas respecto a la sexualidad. Este libro ha recibido numerosas críticas por su particular crudeza, pero también muchos periodistas lo han calificado de una “sinceridad aplastante”.

“Esta lista no pretende, evidentemente, ser exhaustiva. No acabaríamos nunca. Hay muchos más libros y muy buenos. Pero con estos 5 mencionados, estoy convencida de que se cubrirán todos los gustos”, concluye Valérie Tasso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here