Anorgasmia o ausencia de orgasmo ¿Cuáles son las causas y cómo prevenirla?

0
73
  • Las mujeres que sufren de anorgasmia también pueden llegar a verse afectadas psicológicamente.
  • Los ejercicios de Kegel (y los ejercitadores) están considerados como uno de los tratamientos más eficaces para prevenir disfunciones en el orgasmo.
  • INTIMINA propone también sus masajeadores personales Kiri, Celesse y Raya para combatir la anorgasmia.

El orgasmo es una de las sensaciones más intensas a nivel físico y emocional. Sin embargo, a algunas mujeres les resulta muy difícil o imposible llegar al clímax, lo que se conoce como anorgasmia. INTIMINA, compañía que ofrece la primera gama dedicada a cuidar todos los aspectos de la salud íntima femenina, nos deja las claves de una de las disfunciones sexuales femeninas más comunes:

¿Qué es la anorgasmia?

La anorgasmia es la dificultad o incapacidad para llegar al orgasmo, a pesar de haber excitación previa y una estimulación adecuada. Esto puede llegar a afectar psicológicamente, causando malestar, tristeza, insatisfacción, culpa y frustración en las mujeres. Dentro de la anorgasmia existen diferentes tipos: 

  • Anorgasmia primaria. Sucede cuando nunca se ha experimentado un orgasmo.
  • Anorgasmia secundaria. Actualmente no se experimenta orgasmos, pero sí se han sentido anteriormente.
  • Anorgasmia circunstancial. Solo se puede alcanzar el orgasmo con determinadas prácticas sexuales o con personas determinadas.
  • Anorgasmia generalizada. No se puede experimentar un orgasmo de ninguna manera ni con ninguna persona.

Causas de la anorgasmia

La anorgasmia puede ser multifactorial, es decir, tener varias causas físicas y psicológicas, que suelen estar relacionadas

Causas físicas:

  • Trastornos ginecológicos. Cirugías ginecológicas y enfermedad inflamatoria pélvica.
  • Disfunciones del suelo pélvico. Hipertonía e hipotonía.
  • Medicación. Algunos medicamentos y tratamientos como los antidepresivos, antihistamínicos, antipsicóticos, sedantes y quimioterapia, entre otros, pueden producir anorgasmia.
  • Menopausia. La reducción de los niveles de estrógenos puede debilitar el suelo pélvico, reducir la excitación sexual y causar atrofia vaginal.
  • Enfermedades. Esclerosis múltiple, Parkinson y diabetes.
  • Alcohol y tabaco. El consumo excesivo de ambos afecta a la excitación, lubricación, percepción del placer y a la capacidad para llegar al clímax. Además, también pueden causar arteriosclerosis, aumentando la sequedad vaginal y atrofia genital que, a su vez, provocan relaciones sexuales dolorosas.

Causas psicológicas:

  • Experiencias traumáticas previas como relaciones sexuales y emocionales negativas.
  • Factores emocionales. Baja autoestima, complejos, vergüenza, sentimiento de culpa por disfrutar del sexo, un nivel alto de exigencia o miedos, entre otros.
  • Problemas en la relación con la pareja como falta de conexión, incomunicación, conflictos sin resolver, maltrato físico o psicológico, etc.
  • Problemas psicológicos como los trastornos de ansiedad, la depresión y el estrés.

Tratamiento de la anorgasmia

El tratamiento de la anorgasmia depende de su origen, aunque estos suelen ser los tratamientos más frecuentes:

  • Fisioterapia pélvica. Indicada para entrenar y relajar los músculos de la pelvis, la reeducación postural y la electroterapia analgésica. También están los ejercicios de relajación del suelo pélvico, los ejercicios de Kegel inversos y los automasajes.
  • Medicación. Medicamentos específicos para la enfermedad que provoca las molestias.
  • Estrógeno vaginal. Para mujeres posmenopáusicas que sufren atrofia vaginal. Sin embargo, no son recomendables porque incrementan el riesgo de sufrir ciertos problemas de salud.
  • Terapia sexológica. Tratamiento de elección cuando el origen es el estrés, la depresión y la ansiedad; es una terapia psicosexual y psicocorporal altamente efectiva que combina el enfoque basado en mindfulness, terapia cognitivo-conductual. También en su modalidad de terapia de pareja cuando es necesario.

Importancia de los ejercicios Kegel para la anorgasmia

Los ejercicios de Kegel son uno de los tratamientos más eficaces para tonificar y fortalecer el suelo pélvico, y también son los ejercicios más efectivos para prevenir esta disfunción. 

Una buena forma de asegurarte de que estás haciendo los ejercicios Kegel de la manera correcta es utilizar ejercitadores específicos para ello. INTIMINA propone su KegelSmart, un dispositivo inteligente que mide el nivel de fuerza de tu musculatura pélvica y te guía para que realices una rutina totalmente adaptada a ti

Por otro lado, si prefieres marcar el ritmo tú misma, Laselle es ideal para ti. Revestidas completamente con silicona de grado médico, cada una de sus esferas contiene una pequeña bola con peso en su interior, que se mueve para que la superficie vibre con el movimiento.

Por otro lado, INTIMINA también propone sus masajeadores personales como el aliado perfecto para ayudar a combatir la anorgasmia. Kiri, Celesse y Raya son los tres masajeadores de la marca, recubiertos de silicona suave al tacto y de primera calidad para la máxima comodidad, quepodrás encontrar en farmacias y parafarmacias, y utilizarlos tanto sola como acompañada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here