Cirugía estética en zonas íntimas

0
444

Las cirugías estéticas son llevadas a cabo cada vez con una mayor frecuencia. De este modo, se han convertido en la oportunidad de ayudar al bienestar de la persona, cambiando aspectos físicos que estén perjudicando a su salud o estima. Las cirugías más conocidas son las faciales y de pecho, pero esto no quiere decir que las posibilidades acaben ahí. Acualmente, el alargamiento del pene, la labioplastia, sobre todo, la ninfoplastia (reducción de los labios genitales) o el blanqueamiento anal están ganando peso en la demanda de operaciones de cirugía estética.

No es tan inusual como podríamos pensar. Y es que a pesar de que un 84% afirma estar completamente satisfecho con la apariencia de su zona íntima, un 14% de las mujeres y un 11% de los hombres ya han sopesado someterse a este tipo de intervención. ¿Dentro de qué porcentaje entrarías tú?

Un 34% de las mujeres encuestadas se muestra partidaria de la labioplastia genital. Mientras, un 54% de los hombres prefiere mejorar el tamaño y grosor del pene.

Pero, ¿a qué se debe el auge en este tipo de cirugías?

La hipersexualización’ del estereotipo femenino y masculino en los medios y el bombardeo constante de este tipo de imágenes han provocado un ideal de belleza para los genitales contraria a la positividad corporal y de aceptación del cuerpo. Pero ¿hasta qué punto están dispuestos los hombres y mujeres a someterse a este tipo de operaciones?

JOYclub, comunidad basada en la sexualidad liberal, ha preguntado a sus más 5.000 miembros sobre esta cuestión y los resultados son reveladores:

  • El 14% de las mujeres y el 11% de los hombres ya han barajado esta posibilidad.
  • 8 de cada 10 afirman estar completamente satisfecho con la apariencia de sus zonas íntimas (84%).

La corrección labial y el agrandamiento del pene son las claras favoritas.

Mujeres:

La labioplastia es la cirugía más señalada, así lo manifiesta el 34% de las encuestadas, seguida del blanqueamiento anal (15%) y el rejuvenecimiento vaginal (13%).

Hombres:

Están más preocupados por el aspecto de su pene. La mitad de los encuestados desearía aumentar su tamaño (54%), antes que incrementar su grosor, como manifiesta el 24% de los encuestados. Solo el 8% prefiere el blanqueamiento anal.

Apoyo a la pareja:

Respecto al apoyo que brindarían a su pareja en el caso de que quisieran someterse a alguna de estas operaciones, la mitad de los encuestados se muestra partidario de respaldar esta decisión. Y es solo un 37% aquellos que tratarían de evitarlo.

El porcentaje de encuestados que se opone a este tipo de cirugías es significativo (44%). Pero sin embargo, son bien vistas por un 23% de las personas que participaron en el estudio. Estas personas creen que es una oportunidad para sentirse más cómodos con su cuerpo.

“Como comunidad que promueve una actitud positiva ante el sexo, que busca que el individuo se sienta cómodo con su sexualidad, disfrutándola con responsabilidad y respetando las preferencias o actividades sexuales de los demás, abogamos claramente por la diversidad y esto también se extiende a los genitales. La estandarización puede llegar a ser aburrida”, afirma Manuel Binternagel, portavoz de JOYclub.
Compartir
Artículo anteriorVarita sexual: FLEX
Artículo siguiente¿Tengo una ITS?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here