Celebra el Día del Sexo Oral con JOYclub

0
276

Hoy 6 de septiembre es el Día del Sexo Oral. Por ello, coincidiendo con esta fecha, JOYclub nos explica cómo mejorar esta práctica e invitan a incorporarla con más frecuencia para disfrutar más si cabe de nuestras relaciones sexuales haciendo que la magia se dispare. 

Como describe Cecilia Bizzotto, socióloga y portavoz de la comunidad:

“seguimos creyendo que existen los ‘preliminares’, esos jueguitos que nos calientan antes de que llegue el ‘sexo de verdad’, el coito. La realidad es que nuestra sexualidad es muchísimo más amplia y el sexo oral no sólo es la previa, sino que puede convertirse en el partido completo si sabes cómo moverte”.

¿Quieres ser un buen amante? ¡Apuesta por el sexo oral!

Hacer una buena felación o cunnilingus no es una cuestión de talento, sino de entrenamiento y empatía. 

¿Cómo podemos aprender a hacer un sexo oral de 10? 

“para hacer un buen oral, tienes que preocuparte por la erotización y la excitación de tu pareja. No podemos ir directamente al grano, en frío, sino que tenemos que calentarnos bien antes. Besos largos, húmedos y con lengua. Lamer, mordisquear, chupar y besar el cuello. Acariciar el pecho de forma envolvente, firme, pellizcar suave (o fuerte, si le gusta a tu pareja) los pezones. Cuando estos estén suficientemente estimulados, chuparlos con lametones largos y la lengua blanda. Acariciar caderas, muslos, glúteos, coger del pelo, gemir, apretar el vientre…”.

Cecilia Bizzotto, socióloga y portavoz de la comunidad

¿Cómo empezar cuando ya estamos calientes?

«Cuando estéis bien excitados, baja lentamente hacia su zona íntima. Recorre su cuerpo lentamente, regodéate con besos y lametones en vientre y muslos. ¡Deja que se impaciente! Recuerda que, si vas a hacer una felación, la zona más sensible es el glande y, en las vulvas, el clítoris. Por lo que haz como si fuera tu plato favorito y deja lo mejor para el final. En vulvas, empieza lamiendo los labios externos, luego los internos… poco a poco. En penes, primero la base y sube despacio por el tronco, si le gusta a tu compañero que juegues con sus testículos, detente en esa zona tan erógena», explica la experta.

Eso sí, como cualquier otra práctica sexual ¡es cosa de dos! Lo fundamental es la comunicación y ser capaz de decir cómo nos gusta más.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here