Juguetes que empoderan

0
375

¿Qué 8 juguetes feministas recomendaría amantis para empoderarte?

El succionador de clítoris se convirtió en una auténtica revolución el pasado año. Pero a pesar de esto, hay vida más allá del succionador. Otros muchos juguetes sexuales pueden ser una gran arma para conocer tu cuerpo, amarlo y darte placer.

De esta forma, el empoderamiento femenino a través del placer sexual se convertiría en la nueva arma de destrucción machista.

Amantis vendió esta campaña navideña 2019-2020 más de 8.000 unidades de succionadores de clítoris. Una cifra nunca vista en otros años con ninguna otra categoría de producto. Otros años, otros juguetes habían sido los protagonistas de las fiestas –como en 2018, con los vibradores dobles para estimulación durante el coito- pero nunca ningún juguete había llegado tan lejos ni en cifras de venta ni en popularidad.

¿Se debe solo a una campaña publicitaria orquestrada? ¿Al factor suerte? ¿A un boom de tiendas eróticas? ¿O ha sido el movimiento feminista un acelerón al uso y disfrute del placer y de los juguetes eróticos para mujeres?

En amantis creen firmemente que los juguetes eróticos animan a las personas a descubrirse, quererse, relacionarse y satisfacerse. Entienden el juguete como arma de placer, de liberación, autoconocimiento y alegría.

Desde amantis animan a descubrir varios juguetes que pueden ayudar al empoderamiento femenino. Porque si no es alegre y placentera, no es nuestra revolución.

Juguetes eróticos para descubrir a solas tu placer

Dildos, vibradores, percutores, succionadores…

Estos son algunos de los objetos estimulantes que se pueden utilizar para masajear nuestro cuerpo, en diferentes partes, en diferentes intensidades y en diferentes momentos. Buscando sensaciones exploratorias, místicas y orgásmicas.

“Como determinadas formas en juguetes eróticos nos permiten una nueva perspectiva para autoexplorar partes del cuerpo inaccesibles a través de las manos, lo que puede aumentar notablemente los niveles de autoconocimiento y las preferencias de cada mujer”.

Lubricantes con olor, con sabor, con efectos; o geles estrechantes, que generan calor o frío, o que potencian el orgasmo, son los ejemplos más comunes de cosmética que ayudan a erotizarnos y a experimentar en nuestro cuerpo sensaciones nuevas y placenteras.

¿Qué hay mejor que mirarse el cuerpo, aprender a quererlo, a que nos ponga? ¿Hay algo más poderoso que sentir alegría y placer, estímulos, energía que nos atraviesa? ¿Qué paz es más verdadera que la de después de un orgasmo intenso o amplio con nosotras mismas?

Succionadores: descubriendo el clítoris

Los succionadores de clítoris han llegado a casi cada casa española por una sola razón: demuestran al mundo que el orgasmo de las mujeres existe y que este puede llegar de forma rápida e intensa.

A pesar de esto, se calcula que el 10% de las mujeres a nivel mundial nunca han tenido un orgasmo. Pero esto tiene fácil solución, y es que según Womanizer, el 73% de las mujeres que prueban un succionador consiguen orgasmos múltiples.

Desde el sector del erotismo hace años que difundimos el poder del clítoris: el único órgano humano que solo existe para dar placer. ¿Cómo no íbamos a aprovecharlo? Un órgano que permite conocer el sexo más allá del corsé de solo practicar sexo con tu pareja. De solo tener sexo cuando un pene te penetra.

Pezones: otros orgasmos son posibles

Succionad los pezones. Pringarlos. Masajearlos. Estiradlos. Ponedles gel potenciador.

Cualquier parte del cuerpo puede ser una zona erógena pero está comprobado que los pezones son una zona esencial que puede incluso obtener orgasmos. Una investigación publicada en el ‘Journal of Sexual Medicine’ en el año 2011, midió la actividad cerebral de diversas mujeres atendiendo a la estimulación de diversos puntos erógenos (clítoris, vagina… y pezones). Los investigadores descubrieron que cuando se masajeaban los pezones se activaba la misma región cerebral que cuando se estimulaba la vagina. Estudios científicos sospechan que la estimulación de esta zona del cuerpo libera oxitocina, una hormona de función estimulante, responsable del buen humor y la risa, que estimula la circulación del esperma y la contracción de la musculatura pelviana femenina, y por otro lado, provoca un aumento de la frecuencia cardiaca, la sudoración de zonas como axilas o ingles y acelerada respiración, que hace que el cerebro comience a segregar endorfinas y encefalinas que producen analgesia y una sensación de bienestar. ¡Tachán, orgasmo!

¿Qué hay más igualitario que un pezón? Todas las personas disponemos de ellos. Y deberíamos estimular este punto erógeno de nuestra anatomía para buscar sensaciones y orgasmos, que con tanta estructura heteropatriarcal enfocada a la reproducción, parece que hemos perdido.

Juguetes eróticos para que te den placer

“La mayoría de juguetes y complementos en manos ajenas adecuadas pueden favorecer enormemente la capacidad de pedir lo que te gusta y lo que no, a la vez que decidir en manos de quién quiere poner su placer. Las prácticas con juguetes eróticos en manos ajenas permiten una relación de plena complicidad. Y esto puede ser algo muy empoderante no solo para la mujer sino para la propia relación de pareja”, cuenta Ferrani.

Diversos estudios científicos, como el de el equipo de Chivers publicado en la revista Córtex, afirman que “los hombres tienen valores absolutos más altos de excitación, pero las mujeres mayor diversidad”. Y aquí, el abanico es amplio. Plumas y velas para estimular la vista, el olor y el tacto; lubricantes y geles de calor para aumentar la temperatura corporal; geles potenciadores para crear estímulos más fuertes; y cualquier dildo o vibrador que estimule, en manos de su pareja, el cuerpo femenino.

Juguetes eróticos para penetrar a tu pareja

Penetrar ya no es un verbo sujeto exclusivamente a un hombre. Ni a una lesbiana. Se puede ser mujer-cis heterosexual y penetrar a tu pareja. Y esta práctica, hace unos años casi impensable, es hoy reflexionada e incluso practicada en muchas parejas. Y hombres: ¡estáis de suerte! Vuestro punto máximo de placer es el Punto P (punto prostático), al cuál solo se accede por un orificio: el ano. Por una vez las mujeres cogeremos las riendas del poder a base de un arnés y un dildo para conceder al hombre el placer máximo de su vida. Y si lo adobáis con un dildo o vibrador prostático, la sesión subirá de voltaje.

¡Es momento de dejar de lado la timidez y aventurarse un poco!

Juguetes para pene: mujeres somos todas aunque tengamos pene

Miquel Missé es un sociólogo y activista trans que de hace muchos años defiende la diversidad sexual y de género y la promoción de una cultura trans plural y crítica. Sus argumentos y discursos nos llegan al alma para contarnos que cuerpo y género ya no deben ir asociados: “decir que nuestro cuerpo tiene un problema y no que el marco social es muy limitado nos atribuye la responsabilidad de resolverlo. Nuestros cuerpos no están equivocados. Si fuera así, ¿los obesos también tienen cuerpos equivocados? Pero es más amable decir esto que tener un hombre muy femenino o una mujer muy masculina”. Como él, defendemos que género, cuerpo y genitales no son axiomas intocables. Que cada uno sienta su género y ame su cuerpo, sea cuál sea, lo transforme o no.

Por ello, se recomienda también un buen surtido de juguetes para el pene que pueden disfrutar todas las mujeres con él.

“Es muy importante recordar que los fabricantes proponen pero son las usuarias quién disponen. Muchos juguetes diseñados para penes son usados por mujeres transexuales que implementan en sus propias prácticas sexuales, más allá de lo que el fabricante hubiera previsto. Y son esos juguetes quienes les ayudan a confeccionar una imagen propia y singular de su propia práctica sexual y feminidad”.

¿Cuáles? Ferrani recuerda como “distintas anillas con o sin motor pueden aumentar o modificar el tipo de erección a gusto del tipo de práctica sexual que se esté realizando; como determinadas cremas intensificadoras o vasodilatadoras podrían interceder en procesos no deseados de hormonación; o como distintos lubricantes íntimos, gracias a las nuevas formulaciones, pueden permitir masajes y contactos cuerpo a cuerpo que pueden dinamizar muchísimo un encuentro sexual más allá del coito heterosexual puro y duro”.

Complementos eróticos para construirte a ti misma

Antifaces, máscaras, lencería, pezoneras, medias, arneses…

“Decidir sobre nuestro aspecto es un elemento fundamental a la hora de desarrollarnos como personas y empoderarnos. Nos dan la oportunidad de configurar nuestro aspecto en un encuentro sexual, más allá de roles impuestos. Y permite también configurar diferentes identidades sexuales en función del tipo de encuentro sexual que ellas quieran tener”.

Lecturas feministas

Narrativa, libros ilustrados, ensayos, manuales de divulgación práctica…

Son varios los libros que han despertado el feminismo. Desde un clásico como ‘Tu sexo es tuyo’, de Sylvia de Béjar, que hizo reconocer su cuerpo y su placer a toda una generación de mujeres; hasta ‘Coño Potens’, de Diana J. Torres, que investigó la castración del cuerpo y los genitales femeninos a lo largo de la historia y descubrió la capacidad eyaculadora y emancipante de la mujer, contada desde el mismo coño; pasando por ‘10 ingobernables’, de la periodista feminista June Fernández, que nos cuenta como diversas experiencias de género son posibles; y llegando hasta el fácil libro ilustrado de Lyona ‘¡Oh! Mi revolución sexual’, que a base de tinta en rosa y negro divierte y anima al debate sexual con perspectiva de género.

Al fin: una propuesta de 8 juguetes, complementos y accesorios eróticos que son una oportunidad muy valiosa para dinamizar nuestra sexualidad y con ella, profundizar en nuestra propia identidad. Con un gran componente lúdico, pero también un gran valor de autoconocimiento y complicidad con nuestras parejas.
Compartir
Artículo anteriorSORAYA 2
Artículo siguientePasión en cuarentena

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here