La piel en el ciclo menstrual

0
493

¿Por qué cambia la piel en el ciclo menstrual?

Durante el ciclo menstrual, una piel grasa, seca o sensible, con acné o sudor se debe, en mayor parte, al clima, la genética y la cantidad de sebo que producimos.

Conocerse a sí misma y al propio cuerpo ayudará a saber cómo manejar y gestionar los diferentes síntomas relacionados con la regla.

Durante esta cuarentena, el 65% de las españolas han sufrido desajustes en su regla. Esto lo corrobora el informe “Estudio del comportamiento menstrual durante el estado de alarma”.

¿Las principales causas?

El estrés y la ansiedad. La hinchazón, el malestar y los retrasos en la regla son algunas de las consecuencias del confinamiento que además de influir en el ciclo, también pueden hacerlo en el cutis.

Al igual que nuestro cuerpo, la piel también puede sufrir cambios durante las diferentes etapas del ciclo menstrual, así como con el paso del tiempo.

INTIMINA, compañía que ofrece la primera gama de productos dedicada a cuidar los aspectos de la salud íntima femenina, ha elaborado un listado con las principales causas que podrían afectar a la piel de cada mujer a lo largo de su ciclo.

¿Cuáles son los principales cambios en la piel durante el ciclo menstrual?

  1. Piel un poco más grasa de lo habitual. Durante el ciclo menstrual, nuestro cuerpo produce hormonas que pueden generar cambios en la dermis y con ello la cantidad de sebo, lo que conlleva a tener la piel más brillante. Existen diversos factores que aumentan los niveles de sebo, como por ejemplo la genética, la exposición al sol o algunos productos para la piel que podrían afectar al volumen de grasa que se genera en el rostro.
  2. Acné. Es frecuente tener algún tipo de erupción cutánea días antes de la regla. Esto podría ser provocado por un exceso de sebo, un desequilibrio hormonal o incluso el estrés.
  3. Piel más seca o sensible. Durante este periodo y especialmente en los meses de otoño e invierno, es bastante común tener la piel un poco más seca ya que, debido a la disminución de los niveles de estrógenos, la piel se vuelve más sensible e irritable. Esto también suele ocurrir en mujeres premenopáusicas, pues la edad y la genética son factores que lo convierten en un problema frecuente. Incluso mujeres que sufren dermatitis, soriasis u otras enfermedades de la piel se pueden ver más afectadas con este tipo de síntomas durante los días cercanos a la regla.
  4. Piel más sudorosa. La cantidad de sudor que se genera durante el ciclo menstrual también varía según el paso del tiempo: cuanto más se acerca una mujer a la menopausia, más cantidad de sudor generará.

Entender al cuerpo: la clave para conocernos mejor

Una buena limpieza facial por la mañana y por la noche siempre ayuda a que tu cutis se encuentre mejor. Paralelamente, hacer ejercicio, beber mucha agua y mantener una dieta rica en vitaminas y nutrientes, ayudará a tener menos hinchazón y dolores. Además, influye notablemente en la salud cutánea.

Además, anticipándose a los cambios en la piel, sería óptimo establecer un control de nuestro periodo. Sabemos que cada mujer y cuerpo son diferentes y que, además, cada regla puede ser distinta de acuerdo a las circunstancias particulares. De esta forma, será más fácil controlar los días hasta la próxima menstruación y tener una visión más amplia entre un ciclo y otro. Así se podrán notar las posibles irregularidades y factores que han podido provocar ese cambio.

Por otro lado, las copas menstruales son respetuosas con la salud de la mujer. Ayudan a mantener un equilibrio íntimo natural y eso se nota en el organismo y en la piel. Este producto recoge el flujo y al no absorberlo, como ocurre con el resto de productos femeninos. De esta forma, permite mantener una mayor conciencia sobre la regla y tener más información sobre el cuerpo, la salud y los cambios. Por eso, autoconocerse y elegir la copa más adecuada según el momento en que se encuentre cada una es importante para conectar con este momento tan íntimo. Por ejemplo, las copas Lily Cup, Lily Cup Compact (primera copa plegable del mundo) y Lily Cup One (diseñada especialmente para adolescentes y principiantes), fabricadas en silicona de grado médico, sin provocar irritaciones ni sequedad, se pueden llevar hasta 12 horas seguidas y reutilizarse hasta 10 años.

“Escuchar al cuerpo permite conocer a nuestro ciclo y las respuestas del organismo frente a los cambios hormonales y se podrá actuar rápidamente ante ellos. Por eso es fundamental lograr armonía con nosotras mismas y aprender que la regla es natural y nos conecta con nuestro lado más íntimo”- afirma Pilar Ruiz, directora de comunicación de INTIMINA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here