Nuevas masculinidades

0
80

Freeda dedica el mes de agosto a hablar sobre nuevas masculinidades que sean diversas, sanas e igualitarias

  • La plataforma charla con hombres sobre la presión estética que experimentan los cuerpos que se identifican como masculinos
  • Federico Armenteros, activista de 63 años, cuenta la historia de cómo vivió siendo gay hace 50 años

Agosto es para Freeda, la plataforma que difunde historias reales para inspirar un cambio positivo, el mes de las nuevas masculinidades. Hoy en día, todavía sigue estando muy arraigada la idea de que los hombres deben cumplir con una serie de estereotipos asociados a lo que tradicionalmente se ha considerado “masculino».

Sin embargo, cada vez más hombres se están dando cuenta de que esta idea tradicional de la masculinidad es dañina, porque les sitúa en una posición de dominancia con respecto a las mujeres y fomenta las violencias que se ejercen sobre ellas, además de ser un modelo cerrado que a muchos les impide expresarse y vivir de manera libre y auténtica. Por eso, a través de los contenidos publicados durante todo el mes, Freeda quiere abordar la masculinidad desde perspectivas diversas a través de historias protagonizadas por diferentes figuras masculinas.

Transexualidad y homosexualidad

Una de ellas ha sido la historia de Alejandro Albán, un joven psiquiatra trans y gay, que ha descubierto en la escritura la manera de compartir con el mundo su experiencia vital. En su obra Solo los valientes, Alejandro cuenta su proceso de transición, desde el día que entendió que era una persona trans hasta el momento en el que se sintió con la confianza suficiente para contárselo abiertamente a la gente de su entorno.

“Cuando llegué a Madrid nadie sabía que yo era trans y yo al principio guardaba ese secreto con mucho cuidado, pero llegó un momento en el que decidí dejar de ocultarme, quería poder compartir mi pasado con mis nuevos amigos y con la gente a la que quiero. Y bueno, sus reacciones no pudieron ser mejores, siempre muy naturales, y yo lo que he vivido aquí ha sido aceptación.”

Alejandro Albán.

Para el joven, el término “trans” siempre encerró connotaciones negativas por cómo observaba que la sociedad percibía a estas personas, de ahí que, en un principio, le costara entender y aceptar lo que le ocurría. Tras reconciliarse con el significado de la palabra “trans” y acudir a una unidad de identidad de género, comenzó su transición y su vida cambió por completo, ganando cada vez más confianza en sí mismo a medida que fue experimentando cambios físicos.

A las personas trans les animaría a encontrar su vocación si es que no lo han hecho ya. Todos necesitamos ese campo en el que destacar, porque al final lo trans es solo una parte de nosotros, que no nos define al completo como personas.”

Alejandro Albán.

Corporalidad normativa

Pero también puede ocurrir que, pese a haber encontrado la vocación, sea esta la que ponga obstáculos únicamente por no tener una corporalidad normativa. Este mes de agosto, Freeda también ha querido poner el foco en los casos de Luis Carrillo, Daniel Retuerta y Enrique Remil, todos pertenecientes al mundo de las artes escénicas y el espectáculo, que han hablado sobre la presión estética que experimentan a causa de características físicas como la calvicie, la baja estatura o el hecho de ser gordo.

Me he sentido rechazado en mi profesión muchas veces. De ir a castings y decirme ‘nunca te van a dar un papel protagonista por tu físico’. O ir a musicales en Madrid donde han puesto a un delgado con gomaespuma en lugar de poner a un gordo. Habiendo gordos capacitados y talentosos, ¿para qué tienes que poner a un flaco con gomaespuma?

Enrique Remil, cantante y vocal coach.

“Con respecto a la ficción, lo chungo de la inclusión es que la definición de un personaje es que sea ‘el calvo, ‘el gordo’ o ‘el enano’. Esa no puede ser la característica principal.”

Daniel Retuerta, actor.

La presión que suponen los cánones de belleza normativos afecta significativamente más a las mujeres, pero los hombres también sufren esta presión estética en relación a muchos aspectos de su físico. Algo tan sencillo como gustarle a alguien o ligar puede convertirse en un gran problema de autoestima y confianza que, en el caso de corporalidades masculinas, apenas está visibilizado.

Ser calvo era algo que intentaba esconder todo el rato, es la primera vez que me pongo delante de una cámara sin sombrero o sin ninguna boina en la cabeza.”

Luis Carrillo, músico y compositor.

“Ante cualquier discriminación, lo que hace falta es informar y visibilizar, y sobre todo referentes.”

Enrique Remil.

¿Y los referentes?

Referentes es precisamente lo que Federico Armenteros, activista y educador social de 63 años, no tuvo jamás durante su infancia y juventud, las etapas más importantes de conocimiento personal.

No había ningún referente gay, todos los referentes que había eran cosas malas. Era, ‘¿ves eso? es un vicioso’. ‘Va a estar solo’. ‘Nadie le va a querer’. ‘Es un enfermo’. Estaba la ley de Peligrosidad Social y entonces te encuentras con que tenías que escaparte porque te hacían electroshock o te hacían la lobotomía o te metían en psiquiátricos, entonces teníamos muchísimo miedo. Tu profe, tu madre, la vecina o quien fuera te podían denunciar.”

Federico Armenteros.

La vida de Federico ha sido complicada por la censura y la represión a la que el colectivo LGTBIQ+ estaba sometido hace décadas, hasta el punto de haber tratado de suicidarse en varias ocasiones. Hoy en día, Federico preside la Fundación 26 de diciembre, dedicada a atender a mayores LGTBIQ+ y que está poniendo en marcha la primera residencia pública especializada en la atención a este colectivo.

Por último, a finales de agosto, Freeda publicará la segunda entrega de su formato ‘Tips de una pro’, en este caso protagonizado por Erik Pescador Albiach, sociólogo, sexólogo y padre, que responderá preguntas sobre lo que significa la paternidad presente y corresponsable.

Visibilizar masculinidades diversas es esencial para deconstruir estereotipos de género y contribuir a que tengamos una sociedad más abierta y tolerante. También para entender que este tipo de modelos cerrados resultan opresivos y condicionan muchos comportamientos, por lo que cuánta más libertad tengamos para expresarnos, hablar y vivir abiertamente nuestras orientaciones e identidades, más rápido avanzaremos hacia una sociedad igualitaria.”

María Arranz, coordinadora de autoras de Freeda España.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here