Productos tradicionales de higiene íntima en España

0
230

Un 40,35% de las españolas utiliza productos tradicionales de higiene íntima que tardan cientos de años en biodegradarse.

Andalucía, Madrid y Valencia son las comunidades autónomas con hábitos
más sostenibles durante esta cuarentena.

Durante este mes de confinamiento entre 2.570 y 5.140 unidades de
tampones y compresas han sido utilizadas por 4 de cada 10 encuestadas. A pesar del confinamiento, los hábitos de reciclado se mantienen en un
momento en el que el medio ambiente está muy presente.

Según INTIMINA, la venta de copas menstruales ha aumentado alrededor del 50%, por lo que los residuos higiénicos se verán reducidos. Además, se están utilizando una gran cantidad de productos de higiene íntima tradicionales que tardan muchos años en descomponerse puesto que están fabricados por plásticos: por ejemplo, los tampones, que están elaborados con una combinación de algodón blanqueado y rayón o las compresas, que contienen en su mayoría un 90% de plástico.

Higiene íntima durante el coronavirus

Sin embargo, aunque el porcentaje de mujeres que reciclan durante el confinamiento es alto, la sostenibilidad no llega con la misma fuerza cuando hablamos del consumo de productos de higiene íntima donde las alternativas tradicionales y más contaminantes son aún las predominantes: un 40,35% de las encuestadas ha utilizado entre 10 a 20 tampones o compresas durante esta última menstruación, lo que supone entre 2.570 y 5.140 unidades aproximadamente.

Los materiales con los que están fabricados estos productos afectan de una manera negativa al ecosistema pues tardan muchos años en descomponerse, en concreto:

▪ Los tampones tardan seis meses
▪ Los tampones con aplicadores de plástico tardan cientos de años
▪ Las compresas, hechas en 90% de material plástico, tardan 300 años

Por este motivo, cerca de 3 de cada 10 de estas mujeres se plantean utilizar las copas menstruales para reducir los desperdicios de productos de higiene íntima, sobre todo en el grupo de edad comprendido entre los 26 y 35 años.

Las copas menstruales ofrecen la ventaja inicial de la reducción de la compra de productos de higiene femenina que disminuye radicalmente los residuos, pero también supone un importante ahorro económico.

Copas menstruales como Lily Cup, Lily Cup Compact y Lily Cup One, al ser reutilizables hasta 10 años y minimizar en un 75% los gastos en el cuidado de la regla, se convierten en una de las mejores alternativas sostenibles para proteger el entorno. Además, están fabricadas en silicona de grado médico, un material respetuoso con el cuerpo, pero también con el planeta. Por último, no absorben, sino que recogen el flujo menstrual y protegen el equilibrio íntimo utilizándose hasta 12 horas.

Las mujeres de 36 a 45 años, las que más reciclan

Aunque el ser humano es el principal generador de residuos, cuidar el medio ambiente es una responsabilidad de todos. Según el informe, el 88% de las encuestadas están reciclando durante el estado de alarma para mejorar la calidad del medio ambiente y hacer un consumo responsable.

No obstante, ante este nuevo escenario, han surgido también cambios en los hábitos de compra. El 19% declara estar utilizando más productos envasados por cuestiones de seguridad alimentaria y miedo al contagio.

El informe también arroja un dato interesante que rompe con la creencia de que los jóvenes son los que más reciclan: las mujeres entre 36 a 45 años son las más sostenibles (32%), seguidas de las usuarias de 26 a 35 años (26,62%).

Para poder “visualizar” las toneladas de residuos que se generan, INTIMINA pone a disposición de las mujeres su calculadora menstrual. Una plataforma en la que, introduciendo la edad y los productos de higiene menstrual usados. Calcula cuántos residuos se generarán y el dinero que se gastará hasta la menopausia.

Aumento de ventas de copas menstruales en Europa

No cabe duda de que con el uso de la copa menstrual se reduce la compra de productos contaminantes. Tanto es así que INTIMINA, durante el estado de alarma, ha aumentado sus cifras de facturación en un 51% en sus canales online de EMEA.

En concreto, España, ha sido el segundo país de la Unión Europea que más ha aumentado sus ventas. La cifra es de 43%, por detrás de Reino Unido (47%) y por delante de Italia (35%).

“La sostenibilidad es un conjunto de gestos cotidianos que, sumados, hacen que la sociedad genere un cambio en el impacto de los residuos en nuestro planeta. Reciclar envases es una costumbre que debemos incorporar a nuestra vida, pero intentar reducir ese número de residuos es una acción complementaria también imprescindible. Así, sustituir las compresas y tampones por las copas menstruales, es una opción mucho más sostenible y respetuosa con nuestro planeta.”, aseguran los expertos de INTIMINA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here