El sexo anal ¿se ha normalizado?

0
547

Existen muchos mitos alrededor del sexo anal y están bastante extendidos. Pero para muchas personas, y cada vez más, esta práctica es una parte habitual del sexo, y no mienten. Todo el mundo lo disfruta, al menos los que saben cómo hacerlo de forma placentera. Y para aquellos que todavía lo consideran tabú, LELO ha decidido celebrar hoy el Día Nacional del Sexo Anal, y aprovechar para explicar todos los juicios erróneos.

El sexo anal y su papel en la historia

La historia del sexo anal se remonta a civilizaciones antiguas como Grecia y Roma, donde a veces se practicaba como método anticonceptivo o para evitar el embarazo. Sin embargo, también se asociaba a menudo con la vergüenza y la humillación, utilizándose la penetración anal como castigo para las personas esclavizadas o como forma de humillación en la batalla. Pero algo que estas culturas no acababan de transmitir era que el sexo anal podía ser realmente increíble.

Con el tiempo, las actitudes hacia esta práctica empezaron a cambiar, y algunos grupos religiosos lo aceptaron como una forma de placer dentro del matrimonio. Sin embargo, no fue hasta la revolución sexual de los años sesenta y setenta cuando se habló más abiertamente del sexo anal. Y algunos grupos feministas lo adoptaron como una forma de cuestionar los roles de género y las dinámicas de poder tradicionales.

A pesar de esta mayor apertura, el sexo anal seguía siendo un tema tabú para muchas personas, a las que el miedo al dolor, las lesiones o el estigma social les impedía explorarlo. Aquí es donde las marcas de placer empezaron a desempeñar un papel crucial. Ayudaron a desmitificar el sexo anal y lo mostraron más accesible y atractivo para un público más amplio.

Los beneficios escondidos del sexo anal

Si te da reparo esta práctica, puede que te interese saber que las pruebas científicas demuestran que el sexo anal puede ser absolutamente fantástico y totalmente orgásmico.

Para las personas con vulva

Entre la vagina y el ano hay una fina pared. Cuando se practica sexo anal, se ejerce presión sobre esta pared, lo que aumenta la capacidad de estimulación del «punto G«. 

Pero, ¿qué es el punto G? Una zona erógena que, cuando se estimula, puede provocar orgasmos muy potentes. Eso se debe a que la base del clítoris se extiende hasta el ano. Por lo que la estimulación del clítoris es muy posible durante el sexo anal.

Para las personas con pene

Si quieres probar a recibir estimulación anal, es importante desmitificar que querer recibir cualquier estimulación en esta región tiene implicaciones homosexuales. Querer disfrutar de una práctica erótica no tiene relación con la orientación sexual de la persona. Además, con la estimulación anal puedes llegar a disfrutar de una estimulación prostática y de erecciones más gruesas y fuertes. También puede provocar un tipo diferente de orgasmo. De hecho, muchas personas con pene admiten que la sensación es incluso mejor que a la que están acostumbrados.

En cambio, si prefieres proporcionar estimulación anal, te interesará saber que el ano está repleto de terminaciones nerviosas sensibles, más que casi cualquier otra parte del cuerpo. Es una zona de placer para todos los implicados. Y no solo el ano, también el perineo (zona entre el ano y el escroto o la vulva) cuenta con un 80% de sensibilidad. Esto significa que el sexo oral o la estimulación en esa región es una mina de oro cuando se trata de recibir placer.

También es interesante saber que el sexo anal proporciona una sensación que la vagina no puede imitar. El ano tiene menos elasticidad, lo que crea una sensación de mayor tensión para el pene.

¿Y si añadimos juguetes?

Puedes añadir más diversión utilizando productos diseñados específicamente para el juego anal. Desde cremas hidratantes y bolas anales hasta masajeadores de próstata y tapones anales. Lo que aumentará el placer y la comodidad del juego anal, ayudando a disipar el mito de que el sexo anal es doloroso o incómodo.

Y es que a medida que sigamos derribando tabúes y promoviendo una cultura más positiva hacia el sexo, esperamos que cada vez más personas adopten el juego anal como una parte sana y satisfactoria de su vida sexual.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here