“RESETEAR PARA APRENDER Y DISFRUTAR”: CÓMO VIVIR UNA SEXUALIDAD PLENA TRAS LA LLEGADA DE LA MENOPAUSIA

0
107
  • Los principales problemas, la incertidumbre y el temor ante el cambio: Los cambios que se producen en la mujer con la llegada de la menopausia afectan de forma directa a su vida sexual con la aparición de un rechazo al sexo consecuencia de unos cambios físicos y una falta de apetito sexual consecuencia de unos cambios hormonales.
  • “La utilización de lubricantes para las relaciones sexuales con penetración puede ser clave para seguir disfrutando de esta práctica sexual, sin ningún tipo de molestias ni dolor”, afirma Ana Blázquez Ares, Sexóloga y Terapeuta colaboradora de Control.
  • “Vivamos esta nueva etapa como una oportunidad de resetear, aprender y disfrutar”, apostilla Blázquez, quien afirma que entre las claves para recuperar la vida sexual tras la menopausia se encuentran la información, el amor a una misma y un cambio importante de chip.

Control España, marca especialista en bienestar sexual, de la mano de la experta Ana Blázquez, sexóloga y terapeuta de pareja colaboradora de la marca, ahondan en los problemas sexuales a los que se enfrentan todas las mujeres con la llegada de la menopausia, exponiendo cuáles son los principales retos a los que se enfrentan en su vida sexual y ofreciendo diferentes claves para mejorarla o incluso recuperarla.

La menopausia y sus cambios

La llegada de la menopausia es uno de los momentos vitales más temidos por las mujeres, pese a suponer en parte una liberación por dejar de recibir la visita de la menstruación mensualmente. Los cambios a nivel físico y emocional junto con el cambio significativo en la vida sexual de quien la atraviesa hacen que la mayoría de las mujeres esperen este momento con incertidumbre y, sobre todo, con temor como consecuencia de una clara desinformación.

Cambios físicos

En cuanto a cambios físicos, las paredes vaginales pueden perder flexibilidad y nuestra lubricación natural disminuir, dándose la famosa sequedad vaginal. Dicha sequedad puede causar dolor y/o molestia durante la penetración, así como picazón y ardor en algunas mujeres. “Estos cambios negativos para la mayoría de nosotras hacen que nuestra autoestima sexual, y nuestra sexualidad en sí, se vea alterada sufriendo dificultades. Recordemos que el dolor y/o molestia (no buscado ni deseado) no es compatible con el placer. Cuando algo no nos resulta agradable e incluso nos es doloroso, genera en nosotras un rechazo, una evitación”, añade la sexóloga.

Cambios hormonales

Además, entran en juego un sinfín de cambios hormonales que también influyen en el cuerpo de la mujer.

“A los cambios físicos y su sintomatología, le tenemos que sumar que la menopausia implica una bajada notable en los niveles de estrógenos. Para que nos entendamos: los estrógenos son para nuestro cuerpo la ‘gasolina’ que se necesita para mantener en forma nuestro deseo sexual. En esta etapa, debido a la disminución de esta hormona, veremos cómo decrece de forma considerable el apetito sexual de las mujeres, haciendo que, en muchas ocasiones, esta falta de deseo se convierta en una dificultad incipiente”, añade la sexóloga colaboradora de Control.

Cambios emocionales

Por último, intervienen los cambios emocionales, los cuales suponen una de las causas más determinantes según la sexóloga.

“Un alto porcentaje de mujeres acuden a mi consulta en búsqueda de apoyo cuando se encuentran atravesando la menopausia.  En sus inicios, es donde surgen los mitos e inseguridades que están asociados a esta nueva etapa que se vincula al paso de la juventud a la vejez: ‘Con la menopausia, dejo de ser o funcionar como una mujer’, ‘Estamos fuera del mercado’, o ‘Ya no es importante nuestra sexualidad. Eso ya no es para mí’. Además, muchas se sienten acomplejadas o no se reconocen por los cambios físicos que se producen en su cuerpo. Surgen los miedos a sentirse menos deseadas, y a ello le añadimos, que, con la bajada de estrógenos, también son menos deseantes.«

“Por eso, cada vez más mujeres, acuden a mi consulta ya que quieren vivir y disfrutar de una manera más sana y positiva ésta nueva etapa vital. Éstas quieren un cambio en su vida sexual no vinculado al dolor, ni a las molestias. Están preocupadas por su bajo deseo sexual y quieren recuperarlo. Reconciliarse con su nuevo cuerpo y, sobre todo, saber qué las pasa y cómo poder acompañarse de una manera amorosa y respetuosa”, concluye Ana Blázquez Ares.

Sexualidad durante la menopausia

Por tanto, tener una vida sexual satisfactoria tras la llegada de la menopausia resulta fundamental.

“Si regamos y cuidamos nuestra vida sexual, obtendremos beneficios importantes en otras áreas de nuestra vida, ya que, en nuestro cerebro, se liberarán sustancias neuroquímicas muy beneficiosas para nosotras, como: la serotonina y oxitocina, la dopamina, la oxitocina y la serotonina.

Cuando en nuestro cuerpo, aumentan los niveles de dichas sustancias, nuestra autoestima sube, ya que se genera unas sensaciones de bienestar, relajación y satisfacción. Cuanto mejor nos encontremos a nivel emocional, mejor estaremos en el resto de las áreas de nuestra vida: laboral, social, de pareja, física”, añade Blázquez Ares.

El 87,9% de las mujeres españolas afirma haber probado productos sexuales como geles y lubricantes para mejorar sus relaciones según el X Barómetro ‘Los Jóvenes y el Sexo’ de Control.

«Por ello, desde Control, nuestro objetivo es velar por el bienestar sexual de las personas y, sobre todo, romper con tabúes como los que giran en torno al sexo y la menopausia. Enfatizando en que se trata de una etapa vital natural que no debería impedir a la mujer disfrutar de su sexualidad como en cualquier otra etapa.

Además, trabajamos por la normalización de prácticas como la integración de productos combatan problemas y faciliten las relaciones sexuales como lo son los lubricantes”.

Alicia Ortega, Marketing Director de Control España.

Además, “la utilización de lubricantes para las relaciones sexuales con penetración, puede ser clave para seguir disfrutando de esta práctica sexual, sin ningún tipo de molestias ni dolor. Ejemplo de ello es el lubricante de Aloe de Control. Un lubricante que además de su habitual función, hidrata y cuida la zona aportando frescura, delicadeza y sensualidad en tu relación sexual”- apostilla Blázquez.

Claves que te ayudarán a vivir sin temor la llegada de la menopausia y disfrutar de una vida sexual plena y activa:

1.Mirémonos con amor.

“En este periodo de nuestra vida, en el que tenemos un camino ya recorrido, ¿Qué tenemos que demostrar?: NADA. Nuestras ancestras, que conocían y respetaban nuestros ciclos tanto menstruales como vitales, consideraban esta nueva etapa como sagrada, donde la mujer “anciana” (es decir, la que ya no menstruaba) pasaba a ser: LA SABIA, la venerada. Precisamente porque en sus mochilas llevaban el aprendizaje, el saber de las experiencias buenas y no tan buenas de sus vidas y de la vida, eran respetadas y honradas. Por lo que, tal vez es el momento de mirarnos con más respeto y amor, sabiendo que, como piezas únicas, tenemos un incalculable valor.” – añade Blázquez.

2.Re-descubrámonos.

Es una realidad que se produce un cambio en el cuerpo de la mujer, por ello, “Veamos la menopausia como una oportunidad para volvernos a encontrar, descubrirnos, sorprendernos… Lo mejor del ser humano, es nuestra capacidad de transformación…pues saquémosle partido– declara Ana Blázquez Ares.

3.Nuestra sexualidad está tan viva como nosotras.

“No somos, ni pensamos, ni sentimos, ni nos gustan las mismas cosas con 15, que con 20, ni con 50 años. ¿Por qué pensamos que en nuestra sexualidad las cosas no cambian o sólo pueden ir a peor?”, añade Ana Blázquez Ares. “Somos seres sexuados desde que nacemos hasta que morimos: no nos neguemos nuestro derecho al placer”.

4.Cambiemos el chip: Eliminemos problemas, veamos soluciones.

Muchos de los cambios físicos que experimentan las mujeres con la llegada de la menopausia: tales como dolores o molestias con la penetración, así como la sequedad vaginal, tienen fácil solución con la integración de productos en nuestro día a día y nuestras prácticas sexuales.

La Sexóloga insiste en la importancia de combatir los miedos y los mitos, a través de una información veraz y rigurosa. Pedir ayuda e incluso dejarnos acompañar por las profesionales adecuadas, que nos ayuden a aceptar y transitar por el cambio que se ha producido en nuestro cuerpo. Abrámonos y apostemos por adentrarnos de nuevo, en la sexualidad, con unas claves con las que ganar seguridad y nos ayuden a combatir las dificultades que han aparecido, además de favorecer nuestro deseo sexual, estimulando los cinco sentidos.

“Vivamos esta nueva etapa, como una oportunidad de RESETEAR, APRENDER Y DISFRUTAR.

Ana Blázquez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here