Obesidad y sexualidad se llevan muy mal

1
674
obesidad y sexualidad

Comparto con vosotras una entrevista que me ha hecho Laura Peraita para el periódico ABC

Los kilos de más influyen en la vida sexual de hombres y mujeres de forma diferente

Además de los problemas de salud que supone no llevar una alimentación adecuada y abusar del sedentarismo, el sobrepeso afecta directamente a la vida sexual de las personas que lo padecen. En principio, tal y como asegura Ruth González Oussetsexóloga y terapeuta de pareja, los kilos de más influyen negativamente en el organismo de tres maneras: reduciendo la producción de testosterona, disminuyendo la libido y multiplicando los casos de disfunción eréctil.

Explica que aproximadamente un 8 por ciento de los varones de 40 años presentan disfunción eréctil, una cifra que se quintuplica entre los hombres que superan los 60 años. «Se estima que, por el progresivo envejecimiento de la población y la falta de hábitos saludables, esta cifra seguirá creciendo hasta los 322 millones de casos en todo el mundo que se prevén para el año 2025».

Los hábitos de vida poco saludables como el tabaco, el alcohol, el sedentarismo o la presencia de obesidad son factores determinantes para la aparición de la disfunción eréctil. Diversos estudios muestran que esta patología afecta a uno de cada cuatro fumadores y a más del 20 por ciento de los hombres con sobrepeso.

En definitiva, «el sobrepeso es un factor que afecta tanto a las ganas de practicar sexo como a la propia autoestima, pero de manera diferente entre hombres y mujeres —asegura esta especialista en sexología—. Los hombres suelen tener problemas de disfunciones sexuales a diferencia de las mujeres, que les afecta al deseo, que brilla por su ausencia».

A continuación matiza los diferentes niveles en los que influye el sobrepeso:

Cardiovascular: El corazón de una persona obesa trabaja hasta treinta veces más necesitando una mayor cantidad de sangre y oxígeno. Esto afecta directamente a la resistencia y a la disfunción eréctil. Además, las personas con sobrepeso se cansarán antes y finalmente realizarían únicamente aquellos movimientos que les supongan menos esfuerzos, afectando especialmente en las posturas en las que todo el peso recae sobre articulaciones inferiores y rodillas.

Disfunción eréctil: Se cree que alrededor del 80% de los hombres que sufren disfunción eréctil tendrían un Índice de Masa Corporal (IMC) superior a 30 aumentando el riesgo cuando el IMC es mayor que 25. Esto es consecuencia del bloqueo de los vasos sanguíneos que impediría el flujo adecuado al pene.

En el hombre también es común el síndrome de pene oculto en el que el exceso de tejido adiposo oculta el pene, dificultando las relaciones sexuales.

Hormonal: El sobrepeso en las mujeres altera los niveles de progesterona y estrógenos, dificulta la ovulación y afecta al ciclo menstrual. Además, favorece la resequedad vaginal influyendo por tanto en el deseo sexual y en la fertilidad.

Por otro lado, en el hombre, los estudios confirman que los hombres desarrollarían problemas de fertilidad al reducirse sus niveles de espermatozoides y padecerían mayor riesgo de desarrollar cáncer de próstata.

Psicológico: Principalmente las mujeres con sobrepeso suelen dejar de sentirse atractivas sexualmente, lo que les produce inseguridad al verse desnudas y disminuye las ganas de mantener un encuentro sexual con sus parejas.

Fuente: http://www.abc.es/familia/parejas/abci-kilos-mas-influyen-vida-sexual-hombres-y-mujeres-forma-diferente-201603142328_noticia.html

Comentarios

Comentario

1 Comentario

Dejar respuesta