Remedios para la sequedad vaginal

0
116
sequedad vaginal

La sequedad vaginal es un problema que experimentan muchas mujeres y que suele provocar incomodidad e, incluso, afectar a las relaciones sexuales

La sequedad vaginal es un problema que experimentan muchas mujeres o lo experimentarán en algún momento de su vida. Además de molesto, suele ser un tema tabú para muchas de las que lo sufren, provocando incomodidad, disminuyendo la autoestima y afectando, incluso, a las relaciones sexuales.

Generalmente, la sequedad íntima puede estar vinculada al estrógeno: la hormona que mantiene los niveles de los flujos naturales

Intimina, compañía que ofrece la primera gama de productos dedicada a cuidar los aspectos de la salud íntima femenina, explica cuáles son sus causas y ofrece soluciones sencillas para remediarla.

¿Por qué se produce la sequedad vaginal?

Por lo general, la sequedad íntima puede estar vinculada al estrógeno: la hormona que mantiene los niveles de los flujos naturales, que conservan el recubrimiento de la vagina hidratado. Debido a factores como el embarazo, la lactancia, la menopausia o el estrés, los niveles de estrógeno pueden disminuir y modificar el equilibrio natural.

Un tratamiento con estrógenos, el uso de un hidratante vaginal o practicar frecuentemente ejercicios de Kegel, son algunos remedios sencillos para hacer frente a la sequedad

Sin embargo, las causas de sequedad vaginal no relacionadas con razones hormonales pueden deberse a la realización frecuente de duchas vaginales o al uso de ropa interior que modifique el equilibrio natural de tu flora íntima. Asimismo, tener una reacción a ciertos medicamentos, o en lo que respecta a las relaciones sexuales, muy poca excitación durante los juegos preliminares, pueden ser otras causas de sequedad.

Remedios para la sequedad vaginal

  1. Tratamiento con estrógenos. El tratamiento más común a largo plazo para la sequedad femenina es la terapia con estrógenos, que complementa los niveles hormonales naturales. Para ello, un estrógeno tópico (una crema, un anillo o una cápsula aplicada directamente en la vagina) es generalmente más eficaz.

Si se experimentan otros síntomas de bajo nivel de estrógenos, como los sofocos o sudores nocturnos durante la menopausia, es posible que el médico recete hormonas sistémicas (como pastillas o parches para la piel).

  1. Hidratante vaginal. Es un buen remedio para el alivio inmediato gracias a su base de agua que imitan la humedad natural de la vagina.
  2. Remedios naturales. Existen algunos suplementos de hierbas beneficiosas para tratar la sequedad vaginal. Las isoflavonas o fitoestrógenos, como los que se encuentran en el hinojo, el ginseng, las semillas de lino y muchos productos de soja, tienen un efecto similar al del estrógeno en el cuerpo, aunque más débil.

También se cree que la vitamina C, el perejil y el anís, así como aceites como el árbol del té y el extracto de lavanda ayudan a aliviar las molestias. La incorporación de estos ingredientes en la dieta puede ayudar a apaciguar los síntomas.

  1. Suelo pélvico en forma. La vagina y otros órganos internos descansan sobre los músculos del suelo pélvico que, si están sanos y fuertes, es beneficioso para la salud íntima. Sin embargo, la caída de los niveles de estrógeno pueden debilitarlo.

Para mantenerlo a tono, los ejercicios de Kegel son una buena solución. Además de fortalecer la musculatura pélvica, mejoran el flujo de sangre a los tejidos vaginales, aumentando la lubricación y humedad.

Susu Pétalos

Comentarios

Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here