Satisfyer Pro 2

0
76

El succionador de clítoris que está revolucionando los orgasmos.

Recuerdo cuando me llegó el Satisfyer Pro 2 a casa. Lo pedí porque había oído a varias personas diciendo que había sido todo un descubrimiento y recomendando comprarlo, sin embargo, no me esperaba la sorpresa que me llevaría, ya que no era mi primer juguete.

Llegué a casa y no estaba sola. Justo llamaron al timbre y me entregaron el paquete. Entré y empecé a desempaquetar todo lo que había pedido con la ilusión de una niña pequeña. Personalmente, me encanta estrenar cosas y si es algo de este estilo, mucho más, mi impaciencia me pudo y me decidí a probarlo: ‘Un poquito por encima, solo’- me dije a mí misma. 

Recuerdo sentarme en una silla del porche, apartarme el tanga a un lado y colocarme el cabezal del succionador justo en el clítoris, tal y como se supone que debía hacer. Al encenderlo, me sorprendió lo silencioso que era aunque no tuve mucho tiempo de pensar en esto, ya que me invadieron unas sensaciones y vibraciones muy intensas, con las que empezaron a aumentar mis pulsaciones a pasos agigantados y se me hacía muy difícil no emitir ningún sonido para que no me escucharan y en menos de dos minutos había tenido un ‘súper orgasmo’, como digo yo, uno de los fuertes.

Al parecer, esta experiencia no solo me ha pasado a mí, gracias a lo fácil que resulta de usar y la ergonomía que lo caracteriza y su gran efectividad, resulta increíblemente fácil llegar al orgasmo de manera rápida e intensa. Además, cabe destacar que no sólo se estimula la parte externa del clítoris, sino que tiene alcance hasta la interna también gracias a lo cual las sensaciones suelen ser tan intensas. Y que, a diferencia de otros estimuladores, el Satisfyer Pro 2 no requiere un contacto directo con el clítoris, sino que mediante ondas vibratorias es capaz de llevarte al orgasmo una y otra vez.

Dispone de once intensidades diferentes, a las que eres capaz de ir llegando según te ‘adecúas’ al juguete, ya que las primeras veces que lo usas, resulta difícil pasar más allá de la tercera o la cuarta. Además, tiene un mango muy ergonómico y suave, con los botones de encendido y de aumento o reducción de intensidad, que te permite colocar el cabezal en el sitio adecuado sin realizar ningún tipo de esfuerzo. 

Otra de las características que tiene es que no requiere movimiento por nuestra parte, podemos mantener la mano y muñeca quietas, que las ondas harán el trabajo por sí solas, ¡no se te cansará la mano! Como decía…. Es un juguete muy cómodo. Esto es algo a tener en cuenta también si eres una persona con movilidad reducida.

Algo que resulta muy importante a la hora del cuidado y mantenimiento de estos productos es la elección del material y composición del mismo. Una de las mejores cosas que tiene, es que el cabezal está hecho de silicona médica y extraíble, por lo que resulta realmente fácil lavarlo después de cada uso. Además, el tacto es muy suave y se calienta en seguida y si se te pierde o desgasta, se puede comprar esa pieza individualmente para reponerla.

Si te estás preguntando si también puedes llevarte el Satisfyer Pro 2 de aventuras… te diré que sí que, además de existir un modelo ‘de viaje’ (Satisfyer Pro Traveler, muy elegante por cierto), puedes llevártelo a la ducha, piscina, jacuzzi… Es sumergible y, no funciona con pilas, sino que dispone de una batería recargable que funciona mediante imanes, evitando los riesgos de entrada de agua en puertos USB y su duración es bastante buena.

Otro de los puntos a favor, es que al no tener un contacto directo con el clítoris, puedes usarlo repetidas veces sin tanto riesgo de irritarte, característica a tener en cuenta en nuestros días más calientes.

Por último, diré que se puede usar tanto en solitario como en compañía, sólo hace falta colocarlo en el sitio adecuado y dejarse llevar, además, se puede utilizar fácilmente en muchas de las posiciones, incluso con las piernas cerradas si así lo deseas.

¡Atrévete a probar el juguete que nos llena de vibraciones y está revolucionando nuestros clítoris!

Marina García Añino.

Comentarios

Comentario

Reseña Panorama
Compartir
Artículo anteriorErostreet Festival 2019
Artículo siguienteLos orgasmos femeninos
Susu Pétalos
Periodista, sexóloga y terapeuta de pareja

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here