Alimenta tu vida sexual con porno

0
983
porno para mejorar la vida sexual

Comparto con vosotras una entrevista que me ha hecho Alba Porras para la revista Cosmopólitan. ¿Qué opino del porno y la vida sexual?

En pleno siglo XXI va siendo hora de quitarnos mordazas y tabúes a la hora de hablar y practicar sexo. El cine porno puede ser un gran aliado para abrir miras y probar nuevas experiencias en el arte del erotismo, ¿te apuntas? Dale al play!

Reconozcámoslo: hablar de sexo nos da vergüenza. Tanto a nuestras amigas como a nuestra pareja. MUCHA. Y eso no es bueno.

Resulta paradójico que hoy por hoy mujeres de entre 25 y 45 años sigan teniendo ciertas reticencias a la hora de comunicarse, hablar sobre sus sentimientos, innovar en la cama, tanto en posturas como juegos… en definitiva, la desinhibición. Eso es algo que aunque a priori no se le dé importancia puede acabar derivando en una apatía sexual que termina haciendo mella en nosotros mismos y en las relaciones de pareja.

El cine porno contribuye a dejarnos llevar. Hablando en plata y sin sonrojarnos: se trata de escenas en las que personas practican sexo de una manera explícita, ¿hay algo de malo en ello? La sexóloga y experta en terapia de parejaRuth González, lo tiene claro:

“Es una forma rápida de generarte excitación y para aquellas personas que les cuesta fantasear, van a encontrar las escenas perfectas para dejar volar su imaginación”.
Los estereotipos en torno al consumo de cine porno han cambiado. Lejos quedan ya los cines X o las cintas VHS sin carátula grabadas a altas horas de la madrugada. La gran demanda de este tipo de cine se traduce en una democratización a su acceso gracias a Internet.
“Uno de los beneficios de ver porno es el fácil acceso que tenemos a él. Ya no hay que salir de casa para alquilar una cinta y morirte de la vergüenza. Ahora solo hace falta un móvil para poder disfrutar de un fragmento de porno del género que te apetezca: lésbico, tríos, heterosexual…”, explica la experta.

Curiosidad y fantasía muchas veces van de la mano

¿Y si te excita una escena lésbica? ¡Es algo mucho más normal de lo que piensas! La excitación se basa en varios factores en los que no siempre interviene la orientación sexual. “No hay que asustarse con las cosas que podemos llegar a fantasear. Muchas mujeres se excitan viendo escenas lésbicas o de tríos de un hombre con dos mujeres y no necesariamente tienen que ser bisexuales o lesbianas. Una cosa son las fantasías y otra las cosas que llevamos a cabo en nuestra vida sexual que no tienen por qué realizarse”, matiza Ruth González.
Y entonces, ¿cuál es el elixir para tener una matrícula de honor en materia sexual? Ya sea a través de conocimientos adquiridos mediante el cine porno o por tu propia experiencia, aprende a comunicarte y expresar qué es lo que te gusta. La sexóloga afirma:
“La base principal para soltarse en la cama es una buena comunicación. Muchas personas se sienten cohibidas a la hora de pedir cosas en la cama”.
Ruth recomienda “tener claro que en la cama todo vale siempre y cuando las dos personas estén de acuerdo. Una buena autoestima y conocimientos sexuales nos harán la vida sexual mucho más placentera”. Escucha a tu cuerpo, ya sea sola o en compañía de tu pareja, ponte cómoda y DISFRUTA.

Fuente:

Comentarios

Comentario

Compartir
Artículo anteriorQuiero
Artículo siguienteDía mundial de la lucha contra el Sida
Susu Pétalos
Periodista, sexóloga y terapeuta de pareja

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here