Entrevista a otto, aficionado al BDSM

5
1092
entrevista bdsm

Entrevista a otto cuya afición por el BDSM (Bondage y Disciplina; Dominación y Sumisión; Sadismo y Masoquismo) comenzó hace casi 20 años

Lo primero que quiero agradecer a otto es su interés y el tiempo que me ha dedicado para esta entrevista. El BDSM sigue siendo un tabú en nuestra sociedad. Mucha gente lo practica en la más absoluta clandestinidad por miedo a ser juzgados y porque para muchos, forma parte de su intimidad y como tal hay que respetarlo.

El término BDSM cada vez empieza a sonar con más fuerza en España, pero son muchas las dudas que la gente que no lo practica tiene y es por eso que otto se ha prestado a contestar a todas las preguntas. ¡Gracias de corazón!

1.- ¿Qué es eso del BDSM?

BDSM es el acrónimo que integra los conceptos Bondage y Disciplina (BD), Dominación y Sumisión (DS) y Sadomasoquismo (SM), y que hace referencia a todo el universo que gira alrededor de este conglomerado de relaciones y prácticas sexuales.

2.- ¿Qué opinión te merece 50 Sombras de Grey?

No he leído esa novela y tampoco he visto la posterior película. Leí las críticas en prensa y la calificaban de una novela rosa con algo de BDSM muy blando. No valía la pena perder el tiempo.

3.- Dime un libro de referencia o que te guste para la gente que se quiera iniciar en este mundo.

No soy un gran devorador de literatura BDSM, hace tiempo leí “Justine” de Marqués de Sade“Historia de O” de Pauline Réage (me aburrió bastante) y algunos más, pero no puedo decir que tenga un libro BDSM de referencia.

El Marqués de Sade
El Marqués de Sade

Sí que tengo una película BDSM de referencia, es “El Juez SM (SM-Rechter)”, que está basada en una serie de hechos reales. El argumento trata de un Juez que fue condenado en Bélgica por un falso caso de maltrato hacia su esposa, que encuentran a través del sadomasoquismo una forma real de satisfacerse.

A petición de su esposa, el Juez accede a convertirse en su amo y pese a que no entiende el por qué de las necesidades de su esposa, comienza junto a ella una relación D/S, en un intento de demostrarle su amor.

4.- ¿Es una filosofía de vida?

Para mí no es una filosofía de vida, es un tipo de sexualidad más además de la “vainilla”, las dos me resultan muy placenteras y satisfactorias.

5.- ¿Y eso del Subspace?

El Subespace no sé si es un mito o realmente puede darse. Que yo sepa yo no lo he vivido, sí que llegado a grados muy altos de excitación y he llegado a orgasmos brutales.

Según lo definen los expertos: es un estado psicológico de trance que vive un sumiso cuando llega a un nivel adecuado de entrega y sumisión.

El Subspace constituye ese momento mágico en que la sumisión física y mental del siervo adquieren su máximo esplendor. Llegado a este punto, el abandono completo a la voluntad y el cumplimiento estricto de los designios de su Amo son la única alternativa en la mente del sumiso, que alcanza un especie de clímax (que nada tiene que ver con el orgasmo) que magnifica y convierte en sublime su estado de entrega y sometimiento. Algunos expertos han descrito diversas fases o estadios dentro del Subspace.

Durante el Subspace el cuerpo de la sumisa libera una gran cantidad de sustancias químicas en la sangre (adrenalina, endorfina) que provocan un estado alterado de la mente, semejante a un trance casi hipnótico. Previsiblemente durante el tiempo que dura el Subspace la sumisa estará en condiciones de llevar al extremo su sumisión, entregarse en formas y maneras que habitualmente no lo hace. Su capacidad de comunicación y expresión verbal puede quedar ostensiblemente afectadas o reducidas a veces a simples monosílabos o palabras entrecortadas. Es en estos momentos cuando el Amo debe tener un nivel de atención especial hacia su sumisa, mucho más intenso de lo habitual, y en ningún caso debería dejarla sola o abandonarla. Una vez superado el Subspace es necesario que el sumiso reciba un adecuado “aftercare” que le permita recuperarse adecuadamente y procesar mentalmente la experiencia vivida.

bdsm
Fotograma de El Juez SM

6.- ¿Qué es eso de la palabra clave?

La seguridad es uno de los principios en los que se asienta la práctica del BDSM (sano, seguro y consensuado).

– La palabra de seguridad es aquella que pronunciada por el sumiso sirve para detener cualquier escena BDSM, pues significa que se han excedido sus límites. La palabra de seguridad se pacta previamente y se considera que una vez pronunciada por el sumiso el consenso se ha roto y el dominante debe detenerse. En caso contrario se considera abuso. Generalmente se utiliza una palabra concreta, por ejemplo “piedad”, aunque también pueden usarse códigos más complejos con varias palabras que informan de diferentes estados de ánimo del sumiso. La existencia de la palabra de seguridad ayuda también a mantener el nivel de intensidad y morbo de la escena, puesto que el sumiso puede gritar o quejarse desesperadamente, pero el dominante sabe que solo deberá detenerse si aquél pronuncia dicha palabra de seguridad.

– La señal de seguridad es el aviso del sumiso durante una escena BDSM para que su dominante detenga de inmediato su acción. Se trata de un sustitutivo de la palabra de seguridad en  aquellos casos en que el sumiso se encuentra amordazado o no puede hablar. Suele consistir en tirar algún objeto, mover alguna parte del cuerpo o activar algún mecanismo que el dominante pueda percibir.

– El código de seguridad es el conjunto de reglas o palabras que dan información al dominante para preservar la seguridad del sumiso. La palabra de seguridad suele formar parte se ese código. El más conocido y difundido en el mundo del BDSM es el de los colores del semáforo, cada uno con su significado (verde “todo marcha bien”, amarillo “se acerca el límite” y rojo “alto, peligro”). Requieren por parte del sumiso un nivel de memorización más alto.

7.- ¿Cuéntanos eso de los roles de activo-pasivo, sumiso-dominante, amo…?

Vamos a ver, aquí hay conceptos muy diferentes.

activo-pasivo: que yo sepa, en muchas de las relaciones homosexuales entre hombres y puede que también entre mujeres, el activo es el que penetra y pasivo el que es penetrado. Esta actitud sexual puede darse también en el entorno BDSM, pero no necesariamente. Yo sexualmente me considero heteroflexible y versátil. Heteroflexible quiere decir que soy heterosexual pero que puedo interactuar con otros hombres si fuera voluntad y deseo de mi hipotética Ama. Versátil, que soy activo y pasivo, puedo penetrar yo y también ser penetrado, me encantan las dos.

sumiso-Dominante: el sumiso/a es la persona sometida por la/el Dominante y a quien debe respeto, ha de obedecer todas las órdenes que reciba de su Dominante y hayan sido consensuadas previamente. La/El Dominante es la persona que somete y es respetada por la sumisa/o o esclava/o.

Ama o Amo: para denominar a las personas Dominantes existen diferentes términos. Ama es la mujer Dominante y Amo el hombre Dominante. Sinónimos de Ama son: Señora, Dómina, Miss, Mistress, Lady, Top, Maîtresse. Sinónimos de Amo son: Señor, Master, Lord, Top, Maître.

8.- ¿Cuándo vas de viaje qué os lleváis?

Lamentablemente hace bastante tiempo que no participo en una sesión BDSM ni en Madrid ni fuera, es lo peor de estar sin Ama. Viajando en coche sí que puede llevarse uno los “juguetes” BDSM que se vayan a utilizar y se haya acordado con la parte Dominante o sumisa, yo he llegado a llevar una maleta llena con floggers, fusta, palmetas, cuerdas, pinzas, dildos, plugs, strap-on y mis preferidos, material Medical. Para los viajes en avión y tren (AVE), uno se encuentra que debe pasar por los arcos de seguridad y el equipaje por rayos X, situación muy bochornosa para mí, por lo que en estos casos nunca llevo nada.

juguetes de bdsm
Algunos juguetes de bdsm

9.- ¿En una relación de BDSM hay contrato?

En algunas ocasiones sí que hay personas que gustan de redactar y firmar un contrato BDSM, sin ningún tipo de validez legal. Yo no soy nada dogmático ni partidario de estos contratos escritos, ni se me ha presentado esta situación, ya tenemos bastantes formalismos y papeles en el cada día. Un compromiso de palabra entre ambas partes me parece más que suficiente.

10.- Si estás en una relación de BDSM necesariamente tenéis una relación abierta? ¿Hay intercambio con otras parejas?

Al iniciar una relación BDSM hay que tratar muchos aspectos, uno de ellos es qué tipo de relación será: si ha de haber exclusividad por las dos partes (relación cerrada), si la parte Dominante exige a la parte sumisa la exclusividad (no conozco situaciones del caso contrario), o si ambas partes acuerdan tener encuentros con otras personas (relación abierta).

Si hay un deseo de tener encuentros o intercambios con otras personas o parejas (independientemente de los roles), se habla y consensúa entre ambas partes.

11.- ¿Kit básico de BDSM?

Dependiendo de qué afición y gustos BDSM de las personas, así serán sus kits básicos:

Bondage: cuerdas de diferentes longitudes y tijeras de seguridad.

Spanking: fusta, flogger, palmeta, una buena mano resistente a azotar sin que duela…

Educación canina o gatuna: collar, correa, comedero para perros o gatos…

Doma equina: riendas, bocado, estribos, silla de montar.

Amantes de la Tortura: pinzas de diferentes tipos, velas de parafina, látigo, dispositivo de castidad masc. o fem …

Fetichistas a ropa u objetos: zapatos-tacones, lencería, cuero, látex, vinilo, travestismo …

Hay innumerables aficiones y gustos para diferentes tipos de BDSM.

12.- ¿Por dónde os movéis? ¿Rollo Eyes Wide Shut?

En lo que mi respecta, prefiero la privacidad y discreción de mi casa o la de un domicilio particular. Hay personas que organizan fiestas para grupos pequeños de amigos en sus domicilios. Yo, al vivir sólo en mi piso, puedo invitar a un Ama, pareja o grupo pequeño.

Eyes Wide Shut es una película, hay mucha fantasía y escenarios varios con mucho lujo. El BDSM en Madrid lo vivimos con mucha mayor sencillez, al menos en la clase media-baja. Desconozco si las clases pudientes disponen de clubs privados donde dar rienda suelta al BDSM.  No existen locales públicos puramente BDSM, los eventos o fiestas semiclandestinas se realizan alquilando locales de intercambio, sótanos, garajes…

13.- Precauciones básicas.

Las precauciones básicas a tomar en el mundillo BDSM son:

– no ir a domicilios de personas a las cuales apenas se conozca, ni invitarlas al domicilio propio, mucho menos si no se tienen referencias.

desconfiar de Amitas y Amitos, sumisas/os que dicen tener muchísima experiencia y saberlo todo en prácticas BDSM.

elegir bien la persona que te va a dominar o a la que vas a someter, procurando que haya cierta química y sintonía, gustos comunes, tener la certeza que no miente (p.e. casadas/os que dicen estar solteros). Yo necesito confiar plenamente en la persona con la cual haré BDSM.

– no dejarse azotar ni torturar en zonas delicadas del cuerpo: cara, cuello, axilas, ingles, columna vertebral, riñones e hígado; ni en ninguna zona por la que transcurran venas, arterias, tendones y nervios: sangradura (zona interna del codo), muñecas, corva de la rodilla, talón de Aquiles…

14.- ¿Cómo te metes en este mundo?

Me inicio en el BDSM a los 36 años y después de divorciarme, una edad bastante avanzada comparado con otros practicantes de BDSM. Al divorciarme comencé a buscar información, fotos, películas… y sentir cierta inquietud y curiosidad. Eran los años en los que todavía yo no tenía internet, por un anuncio en la sección de contactos de una revista conocí a una chica italiana llamada Gina que residía en Madrid por su trabajo en un banco, su rol era el de Dómina. Así que quedamos varias veces para tomar algo y conocernos. Gina había estudiado enfermería pero nunca había ejercido como tal, su gran fetiche en BDSM era el Medical Play que según confesó quería practicar conmigo, por lo que dimos el paso de programar una sesión juntos. Ella sí tenía alguna experiencia en BDSM, yo era un novato, así que me sentía inseguro y muy nervioso, pero fue estupendo. Mantuvimos relación durante casi un año hasta que Gina tuvo que volver a su país. Creo que ella es bastante culpable de que yo siga en el BDSM y de que mi gran pasión sea el Medical Play. A partir de ahí, comencé a adentrarme más en el BDSM, teniendo buenas experiencias y algunas malas también.

15.- ¿Qué música te gusta escuchar es una sesión de BDSM?

Si ambas partes, o las personas que participen en la sesión BDSM deciden que puede haber música, entonces se pone. A mí particularmente sí que me gusta con música tipo Ambient, Alternativa, Chill Out, Gótica, New Age, Étnica, Jazz tranquilo como por ejemplo la de los grupos: Pink Floyd, Enigma, Dead can Dance, Deep Forest, Lito Vitale Cuarteto, Philip Glass Ensemble, Almadrava, Tindersticks, Mike Oldfield…

Si quieres saber más de bdsm no dudes en mandarme tus preguntas.

¡Un placer otto!

Susu Pétalos

Comentarios

Comentario

5 Comentarios

Dejar respuesta