¿Qué es ser swinger?

4
5428
Grupos de Swingers
El 4% de las mujeres son singles contra un 22% de hombres

Para muchas personas es totalmente inconcebible compartir a tu pareja con otra persona o ver como la persona que quieres mantiene relaciones sexuales con otras personas, sin embargo las parejas swinger afirman que mantener relaciones sexuales con terceros mejora la unión de la pareja, tanto en el aspecto emocional como en el sexual. De esta manera experimentan fantasías juntos y se evita la infidelidad.

Grupos de Swingers
El 4% de las mujeres son singles contra un 22% de hombres

Comenzar a ser Swinger

Antes de tener una primera experiencia en un ambiente liberal, es necesario hablar con naturalidad sobre el tema. Ambos miembros de la pareja tienen que estar seguros y no verse forzados. Lo ideal es visitar primero el local, ver el ambiente y qué os puede apetecer, pero sin participar en nada. Lo primero es hacer un pacto de confianza entre los dos, saber que se está dispuesto a hacer y a ver que hace tu pareja. Es imprescindible que cada uno marque los límites y ambos deben respetarlos.

Una vez los límites estén marcados estáis preparados para visitar un local swinger. Es normal estar nervioso o sentir miedo al principio. Hay que estar atento de tu pareja, de que se sienta cómoda y agusto. Piensa que estás seduciendo con tu pareja al lado, puedes jugar a la seducción. No es extraño ver a alguna pareja teniendo prácticas sexuales el cualquier rincón.

Al llegar a casa debéis hablarlo con total naturalidad, compartir detalles, momentos… sin miedo ni celos. Si la primera experiencia ha sido satisfactoria para ambos iréis teniendo más confianza, y a medida que la confianza sea mayor, podréis experimentar más fantasías y experiencias.

“Mi marido y yo venimos a un club de intercambio a Madrid una vez cada 3 meses. Nos gustaría venir más frecuentemente pero desde Zaragoza nos supone un desembolso económico importante. Desde que tuvimos a nuestros dos hijos, la pasión había disminuído bastante y desde que practicamos el intercambio de parejas, nos sienta de maravilla. Es una manera de alimentar nuestra pasión y practicamos el sexo mucho más. Solo de pensar en lo que hemos hecho, nos sirve para ponernos a tono entre nosotros en nuestra intimidad” (Susana G.)

Los mandamientos del buen Swinger

1.- Se comienza con caricias y si son permitidas se consiente continuar. Puede no existir comunicación verbal en ningún momento durante el juego.

2.- Respetarás las otras parejas Se restringe la implicación emocional con los que no sean su pareja.

3.- Si dicen “no”, quiere decir “no”. No preguntes por qué, puede incomodar a la otra persona y provocar una actitud defensiva.

4.- Higiene. Cuidarás tu apariencia e higine personal.

5.- Discreción. Debes proteger el anonimato de las personas Swinger

6.- Comunicación. Con ambos miembros de la pareja, comunica en todo momento tus intenciones y respeta la respuesta que ambos te den.

7.- Implica la plena participación de ambos miembros de la pareja.

8.- No utilizar esta practica como método o alternativa para intentar salvar el matrimonio. Es muy importante la comunicación dentro de la pareja, tener una confianza total y estar seguros de los sentimientos mutuos.

9.- En los clubs swingers el uso de condón es obligatorio.

Parejas de Swingers
Solo el 13% de los Swingers van a un encuentro directo al sexo sin rodeos

Es muy habitual confundir el intercambio de parejas con ser swinger. Aunque también se lleva a cabo esta práctica dentro del ambiente swinger, también existen otras prácticas sexuales como: tríos, orgías o gang bangs. Esta confusión es muy típica, pero el intercambio de parejas no incluye todas las actividades sexuales que sí incluye ser swinger. El estilo de vida swinger es llevado a cabo por parejas de todas las procedencias y edades.

Las actividades más comunes dentro del estilo de vida Swinger son muy variados y amplios:

  • Intercambio suave/ligth o swinging suave: Todo está permitido menos las relaciones sexuales tales como: sexo oral, acariciar o besar a una tercera o cuarta persona. Se puede comenzar teniendo sexo con tu pareja mientras otros te observan. Es como comienzan la mayoría de los Swingers noveles.
  • Intercambio completo, Swinging abierto o full swap: Se intercambian las parejas completamente y se tienen relaciones sexuales dentro de la misma habitación o en la misma cama. Por ejemplo: tríos, voyeurismo, exhibicionismo, orgías, etc.
  • Swinging cerrado: Es un intercambio completo pero las relaciones sexuales tienen lugar en habitaciones separadas. De este modo se evitan las interrupciones o para aquellos que necesitan más libertad. Para este tipo de práctica el grado de confianza es esencial.

Los motivos por los cuales las parejas deciden hacerse Swinger son muy variados: desde la necesidad de explorar fantasías sexuales sin la necesidad de ser infiel a su pareja, puesto que estará presente e involucrada en todo momento; hasta la diversión y la variedad en la vida sexual.

El mayor obstáculo para esta práctica cada vez más común son los celos. Muchas parejas swinger afirman que los celos actúan como un aliciente para la excitación y les crea más interés por sus parejas.

“Fui yo quien le dije a mi chica de comenzar a ir a sitios de intercambio. La verdad que cuando estábamos allí disfrutaba mucho, pero poco a poco empecé a desarrollar una serie de inseguridades que las pagaba con ella. Los celos se cargaron mi relación y la falta de comunicación puso fin a una convivencia y amor de dos años. No creo que vuelva a cometer los mismos errores.” (Agustín, 37 años)

Seas swinger o no, disfruta de tu sexualidad desde el respeto y la libertad.

Susu Pétalos

Comentarios

Comentario

4 Comentarios

Dejar respuesta