Todo lo que necesitas saber sobre la candidiasis

0
209

Por muy comunes que sean, las infecciones por hongos o candidiasis son bastante incómodas, llegando incluso a limitar nuestro día a día. Por ese motivo INTIMINA nos deja una guía con todo lo que necesitas saber sobre la candidiasis: cómo tratarla y cómo reducir las posibilidades de que aparezca.

La candidiasis o infección por hongos es muy frecuente y suele ser causada por problemas en el hongo cándida, que normalmente se encuentra en la vagina, pero que se mantiene bajo control gracias a las bacterias beneficiosas que están presentes en esta zona. 

La vagina requiere un entorno muy específico: necesita estar húmeda, pero no demasiado, y debe tener un cierto nivel de pH. Cuando este equilibrio se rompe es cuándo empiezan a surgir problemas.

¿Qué facilita la candidiasis?

Hay costumbres o situaciones que ni siquiera sospechamos y pueden ser la causa de una mayor probabilidad de infección por hongos:

  • Los salvaslips, la ropa ajustada y los tejidos no transpirables limitan el flujo de aire y hacen que aumenten los niveles de humedad. Opta por bragas de algodón (o al menos forradas de algodón), sobre todo para dormir. 
  • Trajes de baño mojados: aunque parezca un mito, en realidad es cierto, sobre todo para aquellas mujeres que suelen ser propensas a las infecciones por hongos. 
  • El azúcar es una de las causas más comunes de las candidiasis, ya que es el alimento favorito de estas levaduras. Limita la ingesta de dulces y alcohol (mucha gente no es consciente de que el alcohol es extremadamente rico en azúcar). Es importante destacar que la diabetes también es un factor de riesgo de las candidiasis.
  • Los tampones o incluso algunos productos de baño pueden irritar la vulva y la vagina y provocar desequilibrios.
  • Debilidad del sistema inmunitario por enfermedad.
  • Antibióticos: matan las bacterias saludables de todo el cuerpo, también las de la vagina. Por eso es crucial tomar probióticos durante el tratamiento antibiótico. 
  • Factores externos como las duchas vaginales y los desodorantes vaginales pueden causar irritación y afectar al microbioma.

Las infecciones por hongos suelen tratarse fácilmente con cremas antibióticas o supositorios que te recetará el ginecólogo. Si la situación es más grave, el médico puede recetar medicación oral. 

¿Cómo ayuda la copa menstrual a conocer nuestra salud íntima? 

Una de las principales ventajas de las copas menstruales respecto al resto de opciones de higiene menstrual es que recogen el flujo en vez de absorberlo. De este modo, podremos percibir si hay cambios en la cantidad, textura, color u olor del flujo menstrual, lo que podría estar indicándonos que hay algún problema.

“El poder hacer esta observación directa del flujo menstrual nos permite conocer mejor nuestro cuerpo e identificar en tiempo real posibles cambios o alteraciones, que podrían estar advirtiéndonos de que algo no va bien”.

Pilar Ruiz, Responsable de Comunicación de INTIMINA en España.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here