Cistitis, una infección de gran aparición en verano

0
213

Durante el verano nos acompañan los largos días de playa, los reencuentros con viejos amigos y, por desgracia para algunas mujeres, muchas veces también la cistitis. INTIMINA, compañía que ofrece la primera gama dedicada a cuidar todos los aspectos de la salud íntima femenina, trae una guía sobre las causas, síntomas y tratamientos de una de las infecciones más habituales.

¿Por qué se produce?

La infección de orina, también conocida como cistitis, es una de las afecciones del tracto urinario más comunes, y una de las más habituales entre las mujeres: la mitad de ellas la padecerá al menos una vez en su vida. El verano es la época estrella para esta infección.

Uno de los motivos principales de su aparición es que la ropa de baño, cuando está mojada, retiene la humedad junto a la vulva. La coquilla del bañador no suele ser transpirable, por lo que bloquea el aire. Cuando está mojada, acumula la humedad y, en combinación con la oscuridad, crea las condiciones perfectas para que crezcan las cándidas, que suelen vivir en la vagina y forman parte de la flora vaginal, y pueden empezar a causar problemas. 

Cuando la flora vaginal está alterada hay más posibilidades de que las bacterias perjudiciales empiecen a crecer y provoquen cistitis, que puede presentarse con diversos síntomas, y algunos de ellos son los mismos que los de la candidiasis:

  • Urgencia o necesidad constante de ir a orinar.
  • Dolor. Puede variar desde una ligera presión hasta retortijones en el bajo vientre. 
  • Sensación de ardor al orinar. El ardor es un síntoma común y puede ser realmente incómodo.
  • Tu orina puede oscurecerse o cambiar de color u olor debido a las bacterias. Si el color no se aclara al hidratarte u observas un tono rojizo en la orina, hay muchas posibilidades de que estés sufriendo una cistitis.
  • Temperatura corporal elevada o dolor de riñones.

Cómo tratar la cistitis

Hidratarse es una de los mejores tratamientos para combatir la cistitis. De esta manera eliminarás las bacterias de la vejiga y te ayudará a reducir la sensación de ardor. Beber agua funciona además como medida preventiva. 

“Si la prevención no basta, tendrás que ir al médico. Puede que tengas todos los síntomas, pero que la causa no sea una infección  de orina, sino una inflamación. Por eso es importante hacerse un cultivo de orina  que confirme al 100% el origen de las molestias”.

Irene Aterido, sexóloga y experta en ciclo menstrual y colaboradora de INTIMINA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here