Con la comida sí se juega

2
1462

¿Cuántas veces hemos escuchado que el sexo es malo y que con la comida no se juega? Cientos de veces. ¿Y si en algunos países esto se ha convertido en una gran moda? A finales de los 80 surgió en Gran Bretaña el término splosh, que consiste en jugar con comida sobre el cuerpo. Como anécdota contar que esta palabra proviene del mundo del cómic, de la onomatopeya inglesa que se utiliza para representar el sonido de un pastel estampándose en la cara de una persona.

Hay mucha gente que disfruta embadurnándose, comiendo, lamiendo y jugando con la comida en buena compañía en la cama. Estos son algunos ejemplos:

 1)   El nyotaimori. Seguro que a más de uno os suena, ya que es una práctica originaria de Japón y consiste en comer sushi o sashimi encima del cuerpo de una mujer. También es conocido como sushi corporal.

2)   Nantaimori, esta práctica menos conocida, es igual a la anterior pero lo único que cambia es que la comida se toma sobre el cuerpo de un hombre. Estas dos variantes han cobrado fuerza en Europa y EEUU, entre otros, sobre todo la primera, y no es raro encontrar restaurantes que ofrecen este tipo de servicios.

3)   Fresas con nata. No apto para alérgicos. Esta mezcla de sabores pueden ser un gran complemento para los juegos preliminares. No dudes de tener siempre en la nevera un bote de nata con un buen dosificador.

splosh-jugar-con-comida-sexo
Splosh, el arte de jugar con la comida

4)   El chocolate: el rey del juego por excelencia. Ya es sabido de sus propiedades afrodisíacas que todavía muchos cuestionan. Es un gran aliado en los juegos de cama:

  • Favorece el buen humor
  • Aporta energía
  • Ayuda a producir serotonina

¿Todavía hace falta que te convenza? En cualquier supermercado te puedes hacer con un tarro de chocolate para dar buena cuenta en la cama. Ahhh y para los amantes del chocolate blanco, decir que gracias al boom que estamos viviendo con los cupcakes y variantes de los mismos, cada vez es más fácil conseguirlos.

5)   El helado. Aquí la variedad de sabores es casi infinita. No lo saques del congelador y quieras jugar con él inmediatamente. Es importante que esté un poco derretido para que no se quede pegado al cuerpo y te saque del momento de placer.

6)   Leche condensada: solo apta para los más dulces. Su textura da mucho juego y tu lengua podrá jugar por lugares que ni siquiera sabías que existían.

Hay múltiples opciones en esto del splosh. ¿A qué estás esperando para ponerlo en práctica?

Susu Pétalos

2 Comentarios

  1. Me quedo con las fresas con nata y la leche condensada! para mi es lo más erótico. Me encanta jugar mucho con la comida y con mi pareja.
    Lo del sushi no lo he probado, pero no lo descarto 😉

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here