«Recesión sexual»: la bajada del deseo sexual en jóvenes

0
443

En los últimos años, ha aumentado la preocupación por el descenso de la actividad sexual entre los adultos jóvenes, denominado «recesión sexual». Este fenómeno ha suscitado numerosas conversaciones entre los que sostienen que se trata de una tendencia real y los que creen que es un concepto engañoso y exagerado. Sin embargo, la pregunta sigue en pie: ¿Es la recesión sexual entre los jóvenes una tendencia real? A medida que las personas envejecen, es posible que se abran más a las experiencias sexuales, lo que provocaría un cambio en la mentalidad sexual general. Por ese motivo LELO ha querido debatir sobre este tema y explicar si la recesión sexual es auténtica y cómo afrontarla.

¿Qué podría estar desencadenando la recesión sexual?

Una de las razones más comunes de la recesión sexual es el auge de la tecnología digital y las redes sociales. Desde los inicios de Internet, siempre ha existido el sexo digital y las citas online. Pero la vida en la esfera digital nunca ha estado tan en auge como ahora. Tiene la capacidad de crear una sensación de intimidad sin necesidad de contacto físico. Lo que podría llevar a una reducción de la actividad sexual tradicional. 

Los factores económicos también pueden influir en esta recesión. Son muchos los que se enfrentan a una presión financiera cada vez mayor. Lo que puede afectar a su capacidad o deseo de mantener relaciones. En comparación con generaciones anteriores, los jóvenes de hoy tienden a retrasar costumbres como el matrimonio y la formación de una familia. Con este aplazamiento, la motivación para la actividad sexual también puede disminuir.

Aunque no se puede afirmar que se haya producido un descenso de las relaciones sexuales en todo el mundo, algunos estudios muestran que se ha reducido en los últimos años. Esto se debe a los factores desencadenantes mencionados anteriormente. Pero también al cambio en el comportamiento sexual de las personas a lo largo de los años, especialmente durante el COVID-19, cuando la gente se quedaba más en casa. No es de extrañar que durante estos años crecieran las ventas de juguetes sexuales, de hecho LELO observó un aumento de las mujeres que compraban productos en esta época.

¿Cómo se puede afrontar?

Sea cual sea el motivo por el que se evita el sexo, existen formas de sanarlo. Conectar con él íntimamente puede ser una buena técnica para aliviar el estrés que libera la hormona del «sentirse bien». La oxitocina es un neuropéptido que reduce el estrés y aumenta la sensación de confianza. También se asocia con sentimientos de amor, deseo sexual y vinculación entre parejas. He aquí algunas formas de mejorar tu rutina sexual:

Una investigación examinó el papel que desempeña el contacto visual en pareja. Los resultados revelaron que no afectaba directamente a la atracción romántica, pero sí ayudaba a que hubiera más intimidad. Uno de los métodos más populares y sencillos para potenciar la relación con tu pareja consiste en ponerse en una postura cómoda, sentarse frente a la otra persona y mirarse a los ojos mientras se respira profundamente

Otra causa puede ser que estés experimentando un bloqueo emocional. Conoces esa sensación cuando, al igual que tu pareja, te sientes atraído por ella y deseas tener relaciones sexuales con ella, pero a la hora de la verdad no eres capaz de sentir el placer que deseas. Nuestras emociones pueden ser complicadas y afectar a nuestra conexión y placer. Empieza por explorar qué te está bloqueando y céntrate en eliminarlo

Explora tu deseo

Los juegos de sensaciones también pueden ayudarte a conectar con tu cuerpo y a concentrarte en el presente. Puedes empezar la exploración utilizando sólo los dedos y arrastrando ligeramente las yemas sobre la piel desnuda. También puedes crear una sensación similar utilizando juguetes como LELO DOT™ Cruise. Además, gracias a los descuentos actuales y de cara al Black Friday, no tienes excusa para no explorar una experiencia íntima más plena y emocionante con estos juguetes. 

Es importante conocer los factores que contribuyen a la «recesión sexual» entre los jóvenes, como los avances tecnológicos, las presiones económicas y los cambios de actitud hacia las relaciones y la intimidad. En última instancia, tanto si la «recesión sexual» es un fenómeno real como si no, es importante mantener debates abiertos e informados sobre la sexualidad, las relaciones y el bienestar de los jóvenes adultos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here