¿Cómo abordar la primera regla de nuestra hija?

0
236

Durante estas semanas de confinamiento muchos hogares, se han convertido de la noche a la mañana, en escuelas, oficinas, parques de juegos y gimnasios y se están viviendo momentos complicados. Por eso, es importante que las mujeres vean que están ante una oportunidad única para hablar con su hija de temas, que las prisas de la rutina diaria les impiden abordar, y reforzar así la complicidad y la confianza entre ambas.

La menstruación siempre ha sido un tema tabú y que se ha abordado desde la urgencia cuando ya ha aparecido. Por este motivo, es recomendable aprovechar este confinamiento para preparar a las niñas para la llegada de la regla.

INTIMINA ha preguntado a sus seguidoras a través de su Instagram, @IntiminaSpain, con la finalidad de conocer quién fue la persona a la que contaron su primera regla. En ella se han sacado datos interesantes entre los que destacan que la gran mayoría, un 80,2% de las encuestadas confiaron más en su madre para contarle el cambio que estaban sufriendo, seguido de la hermana (5,3%), abuela (5,3%) y padre (3,9%).

  • ¿Es importante hablar con una hija sobre el ciclo menstrual antes de que le baje por primera vez el periodo?
  • ¿Cómo puede una madre comenzar la conversación sobre la primera regla?
  • ¿En qué puede ayudar a una hija que la madre le explique el ciclo menstrual y sus cambios, si en el colegio se lo explican?
  • ¿Qué consejos puede dar una madre a su hija?
  • ¿Podría una adolescente comenzar con los ejercicios de Kegel?

¿Es importante hablar con una hija sobre el ciclo menstrual antes de que le baje por primera vez el periodo?

Una adolescente debe conocer su cuerpo y todas las etapas por las que irá pasando. Para saber cómo actuar en cada una de ellas y ante las dudas que les irán surgiendo es conveniente que antes de que le baje la regla por primera vez, sepa los cambios físicos y emocionales. Además, así entenderá que la regla es un proceso natural y biológico.

Por otro lado, es importante desde el punto de vista social, hablarle a una hija para romper estereotipos o tabúes existentes en torno a la regla, ayudará a que ella sepa de primera mano, que una mujer no es más débil por tener la regla. Al contrario, que somos tan fuertes, y luchadoras como cualquier hombre.

¿Cómo puede una madre comenzar la conversación sobre la primera regla?

Es lógico no saber cómo comenzar esta charla tan importante para una madre y para una hija. Hay que tener claro qué se le quiere explicar. Por eso, es fundamental contarle los cambios físicos, las diferentes formas de protección, el ciclo menstrual y todo lo relacionado con ello o incluso, qué alimentos es mejor tomar según la etapa del ciclo en la que se encuentre.

Esta es la mejor forma para que vaya conociendo su cuerpo y sepa cómo le afectará la regla según vaya pasando el tiempo.

¿En qué puede ayudar a una hija que la madre le explique el ciclo menstrual y sus cambios, si en el colegio se lo explican?

Esta charla sirve para estrechar vínculos entre madres y las hijas. Sobre los 13 años, que es la edad media a la que a una niña le baja la regla, comienza a notar cambios físicos y psíquicos. Es una edad muy complicada para cualquier niña; comenzará a tener más preguntas, otras inquietudes o incluso, preocupaciones.

Con esta conversación, una madre va a demostrar que va a estar a su lado
dándole los mejores consejos.

¿Qué consejos puede dar una madre a su hija?

Se recomienda que una madre siempre aconseje según la experiencia que ha tenido, ella ya sabe por los cambios de humor que va a pasar su hija y siempre tendrá una mejor visión de cómo irán sucediendo los hechos.

Algunos consejos pueden ser; que siempre lleve una copa menstrual en el bolso, pues nunca se sabe cuando le va a bajar la regla o que durante esos días que se sienta hinchada haga ejercicios de yoga o pilates que le van a sentar mucho mejor.

Cuanto más conocedoras de la menstruación y de cómo sobrellevar esos días, mejores decisiones tomarán.

¿Podría una adolescente comenzar con los ejercicios de Kegel?

Que una adolescente practique ejercicios de alto impacto, conlleva a un
debilitamiento del suelo pélvico. Por eso es recomendable que hagan los ejercicios de Kegel para fortalecer esta musculatura.

Paralelamente, es saludable practicar otros deportes de bajo impacto como el yoga, pilates o la gimnasia hipopresiva, los cuales no causan tanto daño a esta zona.

Además, es beneficioso complementar estos ejercicios con la Rutina Laselle de INTIMINA cuenta con tres esferas de distintos pesos (28g, 38g y 48g) que proporcionan la cantidad justa de resistencia para mejorar la fuerza del suelo pélvico. Además, son fáciles de usar, discretos y completamente seguros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here