¿Hay vida más allá de los succionadores de clítoris?

Los succionadores de clítoris no han dejado a nadie indiferente desde la gran revolución que tuvo lugar el pasado año. Prueba de ello es que LELO, reconocida marca de juguetes eróticos, aumentó sus ventas en aproximadamente un 300%. No importa edad o género; todo el mundo ha oído hablar de este juguete erótico que promete seguir pisando fuerte este año.

Desde juguetes que simulan el sexo oral hasta los que combinan la estimulación del clítoris y la vagina, son muchas las opciones para estimular este órgano.

“No a todas las mujeres tienen por qué gustarles ese tipo de estimulación”, recuerdan desde LELO.

¿Qué utilizaban hasta ahora las españolas para estimular su clítoris?

“Lo cierto es que los estimuladores de clítoris existen desde hace
bastantes años. Nuestro primer juguete fue un masajeador
clitoriano, hace ya 16 años. Todavía hoy, con su última versión, LILY
2 continúa siendo un bestseller en todo el mundo”, explican desde
LELO.

Para entender la importancia del clítoris en el placer femenino, se debe saber que se trata de un órgano con más de 8.500 terminaciones nerviosas y con una única función: dar placer.

“De ahí que existan, desde hace décadas, productos diseñados específicamente para el clítoris. En nuestro caso, decidimos que era necesario ofrecer juguetes que no solo se centraran en una forma fálica y estuvieran hechos de plástico. Por ello, nuestro primer lanzamiento fue un pequeño -pero efectivo- masajeador de clítoris elaborado con silicona biocompatible, mucho más higiénica y segura para el cuerpo que otros materiales”, cuentan los expertos de LELO.

Desde entonces, son muchos los juguetes que la marca ha desarrollado a lo largo de los años con el objetivo de satisfacer los distintos gustos y preferencias de las mujeres.

Entre ellos, destaca ORA 2, cuyo cabezal proporciona intensas rotaciones sobre el clítoris, simulando el sexo oral.

SORAYA 2, por su parte, es un vibrador de acción dual que estimula tanto la vagina como el clítoris.

GIGI 2, en cambio, tiene doble función gracias a su punta aplanada, que puede utilizarse para estimular el punto G o situarlo sobre el clítoris.

“El abanico de opciones a la hora de masajear este órgano de la anatomía femenina es muy amplio. No todo se reduce a los succionadores, aunque ahora todo el mundo hable de ellos”, aclaran desde LELO.

Entonces ¿dónde reside su éxito?

Lo verdaderamente revolucionario, es la tecnología que hay detrás de los succionadores. Mientras que otros succionadores simplemente vibran, la clave de la gama SONA es que funciona a través de ondas sónicas que se transmiten desde la punta hasta la raíz del clítoris. Así, se trata de una tecnología patentada realmente innovadora que la marca sueca tardó dos años en desarrollar, y parece que ha merecido la pena.

Sin embargo, aclaran que no a todas las mujeres tiene por qué gustarles este tipo de estimulación y recuerdan que existen otro tipo de estimuladores clitorianos e, incluso, vaginales o anales para quienes prefieran masajear esas zonas.

“Cada mujer tiene gustos diferentes. Por ello, siempre recomendamos que, ante la duda, acudan a una de las numerosas tiendas eróticas que cada vez están más presentes en las ciudades españolas. Allí, los expertos podrán atender sus dudas de forma personalizada y aconsejar a la usuaria cuál es el juguete que mejor se adapta a sus preferencias”, concluyen desde LELO.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here